Mateo: "Con un punto más de agresividad hubiéramos ganado"

  • El técnico lamenta que su equipo no estuviera en su tope, pero le da mérito a la labor rival: "A pesar de sus bajas y de sus problemas, ha hecho un partido soberbio"

Chus Mateo repartió las razones de la derrota entre la buena actuación del Fuenlabrada y la falta de intensidad o agresividad de sus hombres en algún momento. Pero valoró más la buena actuación del Fuenlabrada y, sobre todo, de Lubos Barton, al que consideró desequilibrante para la suerte del partido. "Sabíamos que veníamos a una cancha complicada, pero la verdad es que hasta que no empezó el encuentro parece que no nos dimos cuenta de la dureza del partido. Es evidente que el Fuenlabrada, a pesar de sus bajas y de sus problemas, ha hecho un partido soberbio. Barton, que era un jugador que estaba en entredicho y no haciendo una gran campaña, hizo un partido extraordinario, sin fallar ninguno de sus siete tiros de campo y con cinco de cinco en triples. Él ha sido culpable en parte de nuestro descontrol, de estar perdidos en parte del encuentro", explicó el madrileño.

Pero Mateo no escurrió al bulto y admitió que el equipo distó de ser el de los mejores días. "Nosotros en el primer tiempo estuvimos mal. Hemos perdido diez rebotes en nuestro lado, Sené nos estuvo haciendo daño y perdimos muchos balones. Pero mirando las estadísticas, salvo en las 19 pérdidas, no ha habido ningún punto en el que hayamos perdido, excepto en el marcador y en los tiro libres tirados. En el resto de las valoraciones hemos estado mejor. En cualquier caso, el Fuenlabrada ha sido un justo vencedor".

Cómo no, había que preguntarle al técnico cajista qué le había parecido la última jugada, en la que pudo haber falta sobre Rowland. "No lo sé, estoy muy lejos para saberlo, no sé si ha sido falta o no. En todo caso, si hubiera ido, es una anécdota más del juego. No podemos pensar que llegando a un final igualados con Fuenlabrada podemos ganar el partido. En este pabellón, si pasa eso, el Fuenlabrada se lo lleva", dijo Mateo, que agradeció el recibimiento que le dispensó la afición en su primer partido allí después de su marcha a Málaga: "A Fuenlabrada le deseo lo mejor del mundo porque lo considero un club muy amigo mío, una afición amiga; pero sinceramente me voy disgustado porque pienso que podíamos haber ganado si hubiésemos tenido un punto más de agresividad en un momento determinado", concluyó.

Mientras, el técnico local, Porfi Fisac, fue elocuente a la hora de definir el partido: "Es un día gratificante para mis jugadores. Creo que el resultado ha sido justísimo. Probablemente ellos tengan más calidad y más recursos, pero nosotros hemos jugado mejor. Hemos estado muy correctos durante todo el partido en la parte defensiva, sobre todo limitando algunos aspectos de ellos en que son muy buenos. Además, hemos metido".

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios