Mavrokefalidis aún medita

  • "No tengo mucho tiempo para decidir, pero pronto daré una respuesta", afirma el pívot, que tiene sobre la mesa una oferta del Unicaja. El club le ha dado un plazo para que conteste.

Loukas Mavrokefalidis, pívot pretendido por el Unicaja, aún se está pensando si aceptar o no la oferta del equipo malagueño. Había previsión de que el jugador griego le hiciera llegar ayer al club verde una respuesta sobre su futuro. Sus opciones: declinarse por la propuesta del Unicaja, continuar en el Panathinaikos o dar el salto a otro de los equipos que han mostrado interés en contar con sus servicios. Pero Mavrokefalidis sigue meditando qué hacer. Este periódico se puso ayer en contacto con el jugador para conocer su decisión pero todavía no la había tomado: "Aún me lo estoy pensando".

"Aún me lo estoy pensando. No tengo mucho tiempo para decidirme pero pronto daré una respuesta al Unicaja", señalaba ayer Mavrokefalidis.

Fuentes de la entidad reconocen que la oferta que ha puesto sobre la mesa del pívot tiene fecha de caducidad y no se alargará demasiado en el tiempo. Confían, pues, en que mueva ficha en breve, ya que el Unicaja espera cerrar el grueso de la plantilla esta misma semana. Pero Mavrokefalidis sigue indeciso. "No sé cuándo responderé. Lo haré pronto. Aún lo estoy pensando", añadió el jugador, que aun de vacaciones con su familia no se despega del teléfono.

Uno de los factores que ralentiza su determinación es la llegada de Sasha Djordjevic al banquillo del Panathinaikos. El serbio llegó el domingo a Atenas pero, según Mavrokefalidis, todavía no había tenido oportunidad de dialogar con el entrenador, que días atrás le había pedido que aguardase. "No hemos hablado", apunta.

El pívot heleno (30 años y 2.10 metros) es el favorito del Unicaja una vez consumada la continuidad de John Bryant en el Bayern de Múnich. Su incorporación cerraría la batería interior que ahora mismo integran Fran Vázquez, Will Thomas y Carlos Suárez, que la próxima temporada alternará la posición de tres y cuatro. El Unicaja le ofrece dos años y Mavrokefalidis ya declaró hace días de que se trata de una proposición "muy buena".

Se trata de un pívot versátil y polivalente muy del gusto del cuerpo técnico. Los agentes del jugador valoran no sólo la idea de jugar en el Unicaja y la posibilidad de disputar Euroliga, sino lo que ofrece Málaga como ciudad. La coyuntura sociopolítica en Atenas "es complicada", admitía Mavrokefalidis la semana pasada. Al mismo tiempo, el club del trébol estudia opciones por si Mavrokefalidis no sigue y sopesa los fichajes de Raduljica o Lasme.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios