Deportes

Mediático Printezis

  • El jugador del Unicaja, sobre todo a raíz de su consolidado noviazgo con Vivi Tsiami, portada del 'Playboy' en su día, luce en portadas de publicaciones deportivas y sociales

Comentarios 1

La pasión por el baloncesto en Grecia es bien conocida. Sus jugadores internacionales son personalidades que trascienden al deporte para convertirse en fenómenos sociales. Giorgos Printezis, jugador del Unicaja, sabe bien lo que ocurre. Su consolidado noviazgo con Vivi Tsiami, elegida por Playboycomo modelo del año en Grecia en 2003, ha disparado su popularidad allí. La relación dura dos años y ella ha vivido la temporada pasada en Málaga. La pareja Printezis-Tsiami suele rellenar páginas de la prensa rosa en Grecia, se les requiere para entrevistas y reportajes con revistas especializadas en moda.

La revista Max, por ejemplo, publicó en su edición griega el pasado fin de semana un amplio reportaje de cuatro páginas con Giorgos Printezis, actualmente preparando con su selección para preparar el Mundial de Turquía. A él corresponde la foto que ilustra la información, en una sesión fotográfica con motivos boxísticos acompañada de una larga entrevista en la que está presente por encima de todo el baloncesto y en el que abundan las preguntas sobre España y Málaga. Aunque también hay algún guiño a su pareja.

Printezis reitera, como ya ha dejado claro cada vez que se le ha cuestionado, que su propósito es continuar en Málaga la próxima temporada. "Por encima de todo, el Unicaja es un equipo que tiene un rol protagonista en España y la Euroliga cada año. Las condiciones de trabajo y de vida son excelentes y creo que estoy en el mejor lugar para jugar al baloncesto. La ACB es la mejor liga de Europa de largo. Porque hay 18 equipos que pueden ganar al otro dentro y fuera de casa, dentro y fuera de la pista. Porque hay 18 equipos sólidos y que pagan a tiempo. Nada que ver con Grecia, hay mucha seriedad. No echo de menos el baloncesto griego, me quedaría en Málaga muchos años. Los griegos tenemos una mentalidad equivocada, sólo queremos pasarlo bien. España tiene una mentalidad distinta. Los españoles no hablan tanto, trabajan y se concentran en lo que deben hacer", relata el ala-pívot griego. Curiosas reflexiones, señalando ciertas virtudes donde en España solemos ver defectos.

Printezis fue vinculado al principio del verano con su antiguo club, hecho al que no concede mucho crédito: "Se dijo algo del interés del Olympiacos por que regresara, pero nunca le he dado importancia porque estoy con contrato con el Unicaja". Es cierto que el equipo malagueño ha tanteado la posibilidad de deshacerse de él, pero la respuesta del mercado ha sido negativa. Su temporada ha devaluado un tanto su caché. Pero, evidentemente, se le tiene por un jugador muy aprovechable aunque su sueldo supere a su rendimiento en la primera campaña.

Printezis habla acerca del Mundobasket. De hecho, el titular del reportaje es "Printezis no toma vacaciones para darte lo que quieres, una medalla en el Mundobasket", jugando con el estribillo de una canción de moda del cantante de hip hop Nikos Vourliotes. El jugador cajista cree en las opciones de su país de conquistar un metal en Turquía. Habla del cambio de estilo de Kazlauskas respecto a Giannakis, con mayor velocidad y contraataques. Nombra a Estados Unidos, España, Grecia, Francia, Argentina, Turquía y Serbia como los aspirantes a medalla. Dice que sus mejores colegas en la selección son Spanoulis, Diamantidis, Bourousis (fue compañero suyo en el Olympiacos y comparte habitación con él) y Zisis. Y asegura que sus mejores amigos en Málaga son la pareja de británicos, Robert Archibald y Joel Freeland.

Preguntado por la figura de los entrenadores, dice que Aíto concede mucha libertad para jugar y que favorece la progresión del jugador. Y tiene una teoría particular sobre los jefes: "No hay malos ni buenos entrenadores, simplemente diferentes filosofías. Las circunstancias y la suerte son factores decisivos en cualquier caso. Si tuviera que nombrar a alguno diría a Giannakis, me ayudó muchísimo cuando empezaba".

El cajista cuenta que es originario de la isla de Syros aunque creció en Atenas. Y relata una curiosa historia. Es hincha del Olympiacos desde los 6 años, a pesar de que toda la familia es fanática del Panathinaikos. Dice que los esfuerzos de su entorno por que cambiara le hicieron más fiel aún. Le chocó vestirse de verde cuando aterrizó en Málaga. A cambio viste el dorsal siete, en honor a la Gate (Puerta) 7, la hinchada más radical del Olympiacos.

Vivi Tsiami es la pareja de Printezis, cuatro años mayor que él (29 por 25). Saltó a la fama en la portada de la versión griega de Playboy. Participó en numerosos programas de televisión, como copresentadora o estrella invitada. Y cobró fama dirgiendo un reality show llamado "La venganza de la rubia". Fue su color de pelo hasta que dejó el programa y la vida en Grecia y volvió a su moreno natural para acompañar a su novio a Málaga. Desde que está con Printezis ha dado un paso al lado para priorizar la carrera de su prometido. En una entrevista en la revista Espresso dice que, de momento, no hay boda, pero que la idea ronda. Tsiami dice que sigue haciendo su vida. Se ha unido a una agencia de modelos española con la que trabaja habitualmente en distintas promociones. Y no se queja del cambio, como su pareja: "Me decepciona mucha gente y ciertas situaciones en Grecia. He trabajado varios años en Grecia pero en sólo 10 meses en España he sido apreciada por lo que soy más que en mi país de origen. En España son más profesionales".

Tsiami habla del flechazo con Printezis, de sus cualidades como persona -"tiene un gran corazón y un gran sentido del humor"-, de su verano por Mykonos, Paros, Syros, Sifnos y Kythnos, donde ambos han descansado y han sido foco continuo de la prensa rosa. De la lesión tras la sobrecogedora caída de Printezis y una hospitalización suya como momentos críticos en su estancia en Málaga, de lo que le gusta la Costa del Sol.

En fin, pasarela y baloncesto unidos, un binomio no tan raro que despierta pasiones en Grecia, donde Printezis es un personaje mediático. Y aspira a convertirse, por méritos en la pista, en algo similar en España, en Málaga.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios