Messi se perfila como el líder silencioso

  • El barcelonista apoya la continuidad de Batista y ansía volver a marcar un gol con la albiceleste

Lionel Messi se perfila como el líder silencioso de una selección que tendrá una prueba de fuego ante España, precisamente el rival frente al que el delantero convirtió su último gol con la albiceleste. Sin levantar la voz, pidió que Batista siga como entrenador hasta la Copa América. Se trata del técnico que más cómodo lo hizo sentir en el seleccionado.

Cuando Argentina se quedó con la medalla de oro en los Juegos Olímpicos de Pekín 2008, Messi mostró su mejor versión en un equipo en el que estaba rodeado por jugadores de buen manejo como Riquelme, Gago, Di María y Agüero, entre otros.

En la previa de Pekín, Messi quedó en medio de una disputa entre el Barcelona y la selección, que finalmente pudo contar con el jugador tras el visto bueno de Guardiola, que respetó el deseo del futbolista. En esa conflictiva situación, el jugador contó con el respaldo y la comprensión de Batista, con quien Messi conquistó uno de los dos títulos que ostenta con la selección. El otro fue el Mundial Sub 20 de Holanda 2005, donde a su vez fue máximo goleador y mejor jugador.

Aún está fresco el mal trago de Sudáfrica 2010. Messi lloró la derrota ante Alemania y ahora desea su revancha, en una nueva etapa ya sin Maradona. En el proceso de renovación, parece que él finalmente ocupará el centro de la escena.

El deseo del rosarino sobre el futuro del técnico encontró eco en el presidente de la AFA, Julio Grondona, quien dijo que "tiene que haber dificultades muy grandes para que Batista no siga" luego del 31 de diciembre de este año.

¿Qué dice Messi sobre su rol dentro del plantel? "Siempre me sentí tenido en cuenta y siempre dije, dentro del grupo, lo que me pareció bien y mal. Pero los líderes son Masche y Heinze. Ellos hablaron con Grondona en Irlanda, cuando jugamos el primer amistoso después del Mundial. Me invitaron y fui: dije lo mío, como uno más".

Lejos quedó esa imagen solitaria de Messi sentado en el banco de suplentes tras la eliminación también ante Alemania en cuartos de final del Mundial 2006. Ahora Lío está escoltado por su nuevo amigo Mascherano, a quien también tiene a su lado en el Barcelona. Igual que a Gabriel Milito, que regresa a la selección y será titular ante España.

En el amistoso de hoy, que puede ser un partido bisagra, Messi intentará terminar con su sequía goleadora con la albiceleste. Su último gol en la selección fue en noviembre de 2009, de penalti, en la derrota por 2-1 ante España, en Madrid. Además, buscará aumentar su cosecha contra Casillas, que sabe lo que es sufrir su hambre de gol. Con el Barça, Messi ha hecho siete goles en los ocho partidos en que se midió al portero del Madrid, incluyendo un memorable triplete en el 3-3 de marzo de 2007 y un doblete en el humillante 2-6 de mayo de 2009, en el Santiago Bernabéu.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios