Miguel Ángel Jiménez finaliza en séptima posición en Tailandia

  • El 'Pisha' no pudo repetir las buenas tarjetas de los tres primeros días y acabó la jornada final con 73 golpes

El Clásico de Tailandia, disputado en el club Black Mountain de la localidad de Hua Hin, finalizó de la peor manera posible para Miguel Ángel Jiménez. A pesar de terminar el torneo en séptima posición, el malagueño encaró la última jornada con bastantes opciones de alzarse con la victoria final en esta cita del European Tour, pero una tarjeta de 73 golpes, uno por encima del par del campo asiático, impidió que el veterano golfista tuviera opciones en el último tramo del día.

A pesar del desenlace final, el comienzo de jornada fue bastante esperanzador para las esperanzas de victoria de Jiménez, ya que los dos primeros hoyos supusieron para el malagueño los dos primeros birdies de la jornada. Se antojaba bastante complicado en ese momento que a la finalización de la jornada iba a existir tres golpes de diferencia entre el australiano Andrew Dodt, ganador final, y el malagueño. Pero tres bogeys en los hoyos 3, 5 y 9 fueron lapidando poco a poco las opciones finales de triunfo.

El sabor de boca es amargo debido a que si hubiese repetido alguna de las tarjetas que realizó en los tres primeros días, si atendemos exclusivamente a los números, Miguel Ángel Jiménez habría conseguido la victoria en el torneo tailandés. El malagueño finalizó con un total de 275 golpes (67+66+69+73) por 272 del campeón, un jugador el australiano que no lograba imponerse en una prueba desde un torneo en la India en 2012, llegando incluso a perder en 2013 la tarjeta para participar en el Tour Europeo debido a sus malos resultados.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios