¿Modificar el dibujo o calzar jugadores?

  • La lesión de Khedira, un fijo, obliga a Ancelotti a cambiar su once inicial con un futbolista o el esquema

Carlo Ancelotti perdió al titularísimo Khedira y ahora medita qué hacer: ¿cambiar su esquema o intentar adaptar jugadores a la posición que ocupaba el alemán?

Cuando el italiano parecía haber encontrado al fin un dibujo de su agrado, la grave lesión de Khedira con la selección germana le cambió el paso y ahora se ve obligado a buscas alternativas. "Hemos intentado en estos días jugar con el mismo sistema o con los dos pivotes defensivos, pero tomaré la decisión antes del partido", explicó en vísperas del encuentro ante el Almería, el primero de la temporada sin el teutón.

Desde el comienzo del curso el técnico desafió a una numerosa corriente de opinión madridista, muy crítica con Khedira. Muchos aficionados blancos disfrutaron con las actuaciones del joven Casemiro en pretemporada, pero el brasileño desapareció del equipo en cuanto comenzaron los partidos oficiales y Khedira fue un titular fijo para Ancelotti. El alemán jugó primero como medio centro dentro de un sistema con doble pivote, pero modificó su posición en cuanto entró en el once titular Bale. Entonces Ancelotti pasó a jugar un 4-3-3 con Khedira como volante un poco más adelantado. Ahí cuajó el alemán sus mejores actuaciones, marcando incluso un gol en el triunfo por 5-1 ante la Real Sociedad. Pero entonces se rompió defendiendo la camiseta de Alemania y ahora aparece la duda sobre qué hará Ancelotti: "Podemos usar a Casemiro o el doble pivote con Illarramendi-Xabi o Casemiro-Xabi, con Isco como medio ofensivo. Aún tengo que valorarlo", razonó el preparador.

La primera opción sería recuperar a Casemiro y no cambiar el sistema. El brasileño posee visión de juego, pero le faltan minutos. La otra posibilidad es volver a variar el esquema y jugar con dos centrocampistas de contención en el que regresaría Illarramendi, quien perdió la titularidad con la recuperación de Xabi Alonso. De paso, la modificación de ese dibujo propiciaría la entrada de Isco, un futbolista que impresionó al comienzo de la temporada y que progresivamente fue disipando su impacto hasta quedarse sin minutos. Las cuestión es que para utilizar esta posibilidad Ancelotti debería rectificarse a sí mismo, pues hace unas semanas manifestó: "No veo a Xabi Alonso e Illarramendi jugando juntos".

Sin embargo, el técnico transalpino realizó una declaración de intenciones ante la prensa en la previa del encuentro: "Pueden jugar juntos. Han jugado muchas veces con el doble pivote y no han tenido problema". Ancelotti debe decidir entre una decisión conservadora, como es mantener el esquema que le ha ido funcionando la últimas semanas, y otra más osada, como es incorporar a Isco a la línea medular. Esta tarde se verá qué le gusta más.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios