Liga de campeones

Mourinho: "Si fuera Guardiola, me daría vergüenza ganar con estos escándalos"

  • "Si le digo al árbitro lo que pienso, estamos eliminados", dice el portugués tras la derrota ante el Barcelona. "Estamos eliminados, contra ellos no se puede". Guardiola no le contesta y prefiere ser "prudente" porque "quedan 90 minutos".

Comentarios 25

El entrenador del Real Madrid, José Mourinho, ha señalado que le daría "vergüenza" ganar las Champions como lo hizo el entrenador del Barcelona, Josep Guardiola, con el "escándalo" de Stamford Bridge y también si levanta su segunda Liga de Campeones en Wembley con lo acontecido en el Bernabéu en la ida de las semifianles.

"Guardiola es un fantástico entrenador de fútbol, que ha ganado una Champions con el escándalo de Stamford Bridge, donde hubo cuatro penaltis que no se señalaron. Y si la gana ahora, será con el escándalo del Bernabéu, a mí me daría vergüenza ganarlas así. Le deseo que gane una Liga de Campeones blanca y brillante", dijo Mourinho en rueda de prensa. Además, el técnico luso dijo que él ha ganado dos y las dos "en el campo" con equipos que "no eran el Barcelona". "Yo he ganado con el Oporto, de un país como Portugal que no está acostumbrado a ganar, y con el Inter de Milán, que hacía 50 años que no la ganaba. Le aprecio (a Guardiola) como persona y entrenador y le deseo que gane una blanca", subrayó.

"No entiendo de dónde viene su poder (el del Barcelona). Su poder debería ser futbolístico, para mí tiene un sabor diferente ganar así. Sé que lo que ha sentido la gente del Chelsea y con el Inter de Milán fue un milagro el año pasado", aseveró. El de Setúbal se preguntó en numerosas ocasiones "por qué" contra los azulgranas es "imposible" ganar. "Yo me siento aquí y me pregunto por qué siempre pasa lo mismo en semifinales, contra el Chelsea, que no podría ir a la final y ahora contra el Madrid", agregó.

"Al árbitro no le he dicho nada, simplemente me he reído y he aplaudido su decisión con dos dedos y nada más. Si le digo a él y a la UEFA lo que pienso, mi carrera acaba hoy, por eso sólo digo una pregunta: por qué. Podíamos jugar aquí tres horas y el partido hubiera quedado 0-0", manifestó. Con sus dardos más afilados que nunca, el míster blanco siguió cuestionándose que le hace tener a la entidad culé ese "poder". "No sé si es por llevar Unicef en la camiseta, o por el poder de Villar en la UEFA, o por si son simpáticos, pero no lo entiendo. Enhorabuena por tener un fantástico equipo de fútbol, pero enhorabuena por todo el poder que tienen", aseveró.

"Drogba fue sancionado tras las semifinales de Champions, como Bosingwa, Motta no pudo jugar la final por ser expulsado y tanto Wenger como Nasri fureon sancionados después del encuentro de cuartos de final. Ahora, yo estoy aquí sancionado y no debería ni estar aquí (en la sala de prensa)", sostuvo.

En el ámbito futbolístico, Mourinho explicó el plan que tenía. "Queríamos no encajar goles y luego atacar cuando el rival estuviera frustrado. Teníamos pensado sacar a Kaka por Lass y que jugara detrás de los tres delanteros a partir del minuto 65, pero con la expulsión no hemos podido", dijo.

"El Madrid está eliminado de la final de la Champions. Iremos con todo el orgullo, con todo el respeto por este mundo, pero iremos sin Pepe, sin Ramos, que no han hecho nada para ser expulsados y sin mí. Si metemos un gol pronto y dejamos la eliminatoria abierta, no matarán otra vez. No tenemos ninguna posibilidad", comentó. Además, Mourinho indicó que "a veces", le da "asco" vivir en el mundo del fútbol. "A veces me da asco este mundo en el que vivimos. Para mí no es un drama, ahora me voy a mi casa y lo importante es que tengo una familia que me espera, así que me queda la incapacidad de responder por qué", repitió.

"La gente del Barcelona es honesta, saben perfectamente lo que está pasando. Para ellos es fácil porque pueden esconderlo, pero conozco muchos catalanes que seguro que no tienen en el mismo sabor por ganar así, nosotros ganamos la Copa y supimos ganar porque el Madrid es un gran club", continuó. Por último, el técnico luso quitó peso a las declaraciones previas suyas y de Guardiola. "No han influido. El ambiente del partido no estaba demasiado caliente, tengo la libertad de comentar sus palabras (las de Guardiola) y él me ha respondido con libertad", dijo antes de lanzar otro ataque al colegiado alemán Stark. "Cuando no pitó el penalti contra el Lyon, igual es que él no quería que llegáramos ni a cuartos de final. Es una cosa increíble. Me voy a reír pero a ver si un día encuentro la respuesta de por qué", finalizó.

Guardiola no le contesta y prefiere ser "prudente"

El entrenador del FC Barcelona, Pep Guardiola, no quiso entrar en el cruce de declaraciones con su homólogo merengue, José Mourinho, y rechazó contestar a las acusaciones del portugués. "Nada, ni idea", respondió el preparador de Santpedor al ser preguntado sobre las palabras de Mourinho minutos antes de su comparecencia en la sala de prensa del Santiago Bernabéu. "No tengo opinión", insistió Guardiola, que dejó al margen el tema para ser prudente respecto a su presencia en Wembley el próximo 28 de mayo.

"Un equipo con nueve Copas de Europa jamás da un partido o una eliminatoria por perdida. He jugado muchas veces contra ellos, les he visto desde pequeños y la gente en Barcelona sabe el respeto que se tiene a esta institución y este equipo", manifestó Guardiola. "Es un buen resultado, pero quedan 90 minutos y contra este equipo vale más ser prudente", dijo el técnico barcelonista. "Hemos llevado el partido a través del control. Esperando a que Leo (Messi) hiciera el desequilibrio. Tengo que felicitar a mi equipo", agregó.

En relación al choque, Guardiola aseguró "haber aprendido cosas" tras la final de la Copa del Rey, aunque no quiso revelar cuáles. "Hemos controlado la peligrosidad de sus contras, de su juego aéreo y Seydou (Keita) nos ha dado la vida, ha ganado todos los duelos y el equipo ha estado mucho más agresivo. Hemos corregido cosas que hicimos mal", dijo. Además, el entrenador blaugrana fue preguntado por Messi, con quien se deshizo en elogios una vez más. "La suerte que tenemos de tenerle. No es la primera vez que lo ha hecho, tiene esa capacidad. Con 23 años se ha convertido en el tercer máximo goleador de la historia del Barcelona, un club centenario. Es una barbaridad. Eso es lo bonito de nuestro fútbol y nuestro juego", apuntó.

"Pido a todas las radios y periódicos que no anticipen lo que no hemos conseguido aún. No hemos llegado a la final. Es solo el partido de ida (0-2) y tenemos que preparar muy bien el de vuelta si queremos ganarles", finalizó Guardiola, que no se olvidó del próximo compromiso liguero. "Queremos llegar bien a Anoeta. Estamos a dos partidos y un empate para ser campeones de Liga".

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios