fútbol segunda división b

Del Municipal a lo más alto

  • El Marbella resuelve en cinco minutos de la segunda parte su decimocuarta victoria

  • El equipo se despierta hoy líder a la espera del resultado del Cartagena

  • Añón, determinante

Otín conduce el esférico en el partido de ayer. Otín conduce el esférico en el partido de ayer.

Otín conduce el esférico en el partido de ayer. / marbella fc

En estado de gracia. Intratable. En una nube. Excelso. Como un tiro. De dulce. Imparable. Son algunos de los calificativos que se pudieron oír ayer en las gradas del estadio Municipal de Marbella para definir al equipo blanquillo. Un campo que tuvo 2.400 ojos sobre los locales, 1.200 almas que están siendo el pulmón del Marbella en su casa y que ha llevado a este conjunto hasta donde está hoy: líder del Grupo IV de Segunda División B -a la espera del desenlace del Córdoba B-Cartagena de hoy (20:45)-.

El Marbella volvió a ser ese equipo serio que ya acostumbra. Que tutea a todos los rivales, sean candidatos al descenso o al play off. Compite y azota. Repite fórmula.

Se dio una primera mitad de golpes, golpes estériles, sin hacer daño, sin mella en las porterías de Wilfred o Jaume Valens. El Jumilla fue un equipo exigente que no ningún partido por perdido y que obliga al rival a sudar si quiere birlarle puntos. El Marbella tuvo el esférico durante más tiempo pero cerraban bien los visitantes, que dejaban descubiertos los costados para abortar el peligro desde el área, haciéndose fuerte en ella. Con el mismo 0-0 con el que arrancó el duelo, se llegó al descanso. Tras el paso por los vestuarios, el Marbella volcó el campo y asedió el área murciana. Corpas, Añón e Indiano intimidaban a Jaume Valens, que veía el peligro aproximarse. Uno de los pocos acercamientos del Jumilla lo aprovechó el Marbella para robar y armar un contragolpe certero que acabó con el gol inaugural de Añón en el minuto 67 (1-0).

Los blanquillos aprovecharon la efervescencia del tanto inicial para terminar de noquear al Jumilla. Tardó cinco minutos el Marbella en sentenciar el duelo. De nuevo aparecía el capitán marbellí para peinar un esférico que caía en las botas de Juanfran en el corazón del área. Este empujaba el balón a las mallas para hacer el segundo. Sentencia. El Marbella vuelve a sumar tres puntos, se aúpa al liderato a la espera del resultado del Cartagena y aumenta su positiva racha a ocho partidos consecutivos sin perder -cinco triunfos y tres empates-.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios