Muñiz: "En la primera parte se vio que el equipo responde"

  • "Mientras estemos aislados de lo bueno y de lo malo, me quedaré tranquilo", expuso el entrenador

Tal y como se había pulsado durante la semana, el Málaga recuperó su mejor versión para jugar al fútbol. Apenas pasado un minuto, con un centro de Eliseu que nadie llegó a rematar, ya se vio que la imagen de Córdoba estaba totalmente olvidada. Esos primeros 45 minutos hicieron respirar tranquilo a Juan Ramón Muñiz. "Ya dije durante la semana que las sensaciones que transmite el vestuario son buenas. Mientras estemos aislados de lo bueno y lo malo, voy con una tranquilidad tremenda. La primera parte que hizo el equipo fue para irse contento y para saber que el equipo responde. Se sentenció gracias a la gran intensidad en ella", apostilló.

Cuestionado el de Gijón acerca de la clave para la victoria, quiso destacar a todos: "Todo el mundo tenía las cosas muy claras, la gente sabía lo que tenía que hacer, la presión era asfixiante y todo se fue uniendo. Se estaba trabajando bien y vi que todos teníamos tranquilidad en saber que las cosas irían bien. No sólo funcionaron bien las bandas, sino todo el equipo. La defensa, el centro del campo, todos estuvieron bien".

Una vez más esta semana, negó que el resultado de Córdoba hubiese minado la moral de los suyos. "No teníamos ningún peso encima, el vestuario estaba muy tranquilo y sabe lo que hay en juego y que quedaban 18 encuentros. Tenemos que mantener la regularidad. Cada partido son tres puntos importantísimos", indicó.

Asimismo, se alegró de que el equipo mostrase una buena cara pese a las bajas y a las continuas dudas generadas sobre el centro del campo la pasada semana: "A lo largo de una temporada tan larga y tan igualada necesitas tener un grupo de jugadores competitivos y el Málaga los tiene. La temporada que llevan todos los futbolistas es extraordinaria, a partir de ahí es como hay que valorarles. Desde la primera jornada están consiguiendo resultados. Se han logrado tres puntos, pero el domingo que viene serán otros tres diferentes".

Con respecto a la jugada polémica del encuentro, la expulsión de Mora, se expresó sin dudas: "Fue clara, era ocasión clarísima de gol. A partir de ahí, la consigna era que no nos crearan ocasiones y aprovechar los espacios".

Una opinión diferente mantuvo el técnico del Castellón, Pepe Murcia, aunque no quiso justificar el 3-1 final con la inferioridad numérica de su equipo. "El lunar que nos queda es el de los goles, porque Mora no ha ido en ningún momento a hacer falta, pero es una interpretación y no hay que poner excusas", señaló el cordobés, que se fue satisfecho por cómo dio la cara su equipo con uno menos: "Se ha puesto todo en contra desde el principio. No empezamos con la fortaleza de otros días, vino el primer gol y la expulsión, pero, aun así, con el gol de penalti nos habíamos metido en el partido. En la segunda parte estuvimos francamente bien y nunca nos descompusimos".

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios