Muñoz despeja dudas con un oro

El cordobés Rafa Muñoz regresa a la élite por la puerta grande. Consiguió de manera incontestable la medalla de oro en los 50 metros mariposa. El español tuvo en la salida el quinto mejor tiempo de reacción, pero pronto tomó la cabeza y sólo el francés Frederick Bousquet fue capaz de seguirle hasta tocar el muro. El galo le apretó mucho y sólo cuando aparecieron los tiempos en la pantalla se supo que era medalla de oro. "Vamos", gritó Muñoz lleno de alegría al ver sus 23.17 frente a los 23.41 de Bousquet y los 23.43 del ruso Evgeny Korotyshkin, medalla de bronce.

Tras los Mundiales de Roma de 2009, donde consiguió dos medallas de bronce en 50 y 100 mariposa, Rafa Muñoz desapareció del mundo de la natación, con ganas de desconectar de su deporte y con el récord del mundo en su poder. Tal fue su desconexión que se olvidó rellenar los protocolos de la Federación Internacional (FINA) que obligan a los deportistas a dar cuenta de su paradero a efectos de los controles antidopaje. La semana pasada, en Budapest, tuvo que comparecer ante el Panel Antidopaje de la FINA, que, finalmente, le quitó uno de los avisos después de que sus abogados y un psicólogo alegaran un cuadro depresivo en el último trimestre de 2009.

Le podían haber sancionado un año que le habría llevado, quizás, a la retirada. Pero volvió a entrenarse, cambió Marsella por Barcelona, y ya en abril hizo la mejor marca del año en los 50 mariposa, con 23.45. Sólo él pudo establecer otra mejor marca anual, en las semifinales, 23.15. Ayer en la final paró el crono en 23.17. El cordobés, de 22 años, también calló otras bocas: las que achacaban su récord mundial (22.43) a los bañadores fabricados con derivados de los polímeros, ya prohibidos. Si hace el mejor tiempo con bañador de plástico y con el textil con el que ahora nadan todos, ¿no es el más rápido? Claro que es más lento que en 2009, pero todos son más lentos. En 2010 nadie ha batido un récord mundial. Muñoz consiguió con su tiempo de ayer el tercer mejor crono con bañador textil en la historia.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios