Tenis

Nadal y Ferrer volverán a jugarse el Godó

  • Al igual que en 2009 y 2008, el número uno y el seis del mundo se enfrentarán de nuevo en la final del torneo barcelonés tras vencer con comodidad al croata Dodig y a Nico Almagro.

Comentarios 1

La disputaron en 2008 y también en 2009. Tras un año de interrupción, volverán a jugarla en la presente edición del Godó. La final entre la primera raqueta mundial, Rafael Nadal, y David Ferrer, número seis en el ránking ATP, se ha convertido en un clásico del torneo barcelonés.

Nadie ha ganado más que Nadal en Barcelona, donde ha sumado cinco títulos (de 2005 a 2009) y lleva 28 victorias consecutivas desde que perdiera con Àlex Corretja en la segunda ronda de 2003.

Ferrer, cuarto favorito de esta edición, jamás ha levantado el Trofeo Conde de Godó, pero en los últimos cinco años ha logrado asomarse a tres finales y dos penúltimas rondas.

Frente a frente estarán los dos jugadores que más regularidad han mostrado en el abierto barcelonés durante el último lustro y quizá los dos tenistas más en forma ahora mismo sobre el polvo de ladrillo.

Hace una semana, ya midieron sus fuerzas en la final de Montecarlo. Entonces ganó Nadal en dos sets (6-4 y 7-5), en un partido en el que pudo verse un tenis de altísimo nivel.

De hecho, el manacorense ha vencido al de Jávea en las cuatro finales que han disputado hasta la fecha: Montecarlo 2011, Roma 2010 y Barcelona 2008 y 2009, todas ellas en tierra.

Sus duelos arrojan un balance de 12-4 para Rafa, que tras no participar en la pasada edición del Godó quiere reconquistar la corona que pasó a manos del madrileño Fernando Verdasco, que no ha defendido el título al no haber llegado a un acuerdo económico con la organización.

Tras el mal tiempo de ayer viernes, el torneo ha vivido un soleado sábado de Sant Jordi, con la habitual jornada de libros, rosas y los partidos de semifinales.

Ferrer y el también español Nicolás Almagro han protagonizado la primera de ellas: un duro e intenso intercambio de golpes de hora y media que ha terminado con la victoria del alicantino por 6-3 y 6-4.

Serio, muy metido en el partido e impecable al resto, Ferrer, que a sus 29 años está jugando el mejor tenis de su vida, como él mismo ha reconocido, ha llevado al límite a Almagro, quien ha perdido sus siete enfrentamientos con su rival.

Pese a todo, el murciano se marcha de Barcelona tras haber repetido las semifinales logradas en 2006 -su mejor resultado en el Godó- y como nuevo top-ten del ránking mundial, condición que estrenará oficialmente cuando la ATP actualice la lista el próximo lunes.

Más descafeinado ha sido el encuentro entre Rafa Nadal y el croata Ivan Dodig, por la diferencia de nivel que hay entre el fenómeno de la tierra batida y un jugador de 26 años y 56 en el ránking mundial que esta temporada ha estrenado su palmarés en el circuito (Zagreb).

Sin embargo, Dodig ha ejercido su condición de revelación de esta edición del Godó y se marcha al menos con la satisfacción de haber sido el jugador que más tiempo ha tenido a Nadal en pista (una hora y 27 minutos) en todo el torneo, aunque apenas le haya servido para arañar cinco juegos (6-3 y 6-2).

Mañana (16.00 horas), Nadal y Ferrer llegarán, un año más, al final del trayecto. Han dejado por el camino, además de a Almagro y Dodig, al argentino Berlocq, el rumano Hanescu y el austríaco Melzer (el alicantino) y al español Gimeno, al colombiano Giraldo y al francés Monfils (el balear).

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios