Nadal busca en Río su mejor nivel

  • El balear, que afronta esta semana en Brasil su primer torneo en arcilla, en busca de la "necesaria" continuidad

Rafael Nadal aseguró que actualmente no tiene problemas físicos, pero admitió que todavía no está en su mejor nivel tras un inicio de temporada con menos partidos jugados de los que esperaba.

"Vengo de perder en cuartos en Australia, fui eliminado en la primera ronda en Doha y llevo siete meses jugando muy pocos partidos. Pletórico está lejos de ser palabra adecuada para definir el estado en el que me encuentro, pero estoy trabajando fuerte para recuperar mi mejor nivel", expresó el balear en Río de Janeiro, donde afrontará su primer torneo de la temporada sobre arcilla, su superficie favorita.

Pese a las numerosas lesiones que ha padecido desde 2012, el mallorquín no considera que su físico se haya convertido en un "rival" más a superar en su carrera. "El físico me ha ayudado mucho en toda mi trayectoria; me ayudó a estar donde estoy y confío en que me siga acompañando hasta donde sea posible para seguir compitiendo bien y tener condiciones de hacer lo que me gusta. Si no estás bien físicamente, esto es imposible, porque no tienes la continuidad ni la confianza para competir", explicó el español, de 28 años.

Según Nadal, además de la falta de ritmo de juego, su gran rival en Río será el intenso calor del verano austral, que este año mantiene la temperatura siempre por encima de los 30 grados y la sensación térmica cerca de los 40. "A cualquiera el calor que está haciendo le afecta y con estas condiciones extremas es muy complicado jugar", expresó Nadal, quien debutará el martes en el torneo con la esperanza de que bajen las temperaturas. "Si no, habrá que sufrir e intentar hacer las cosas lo mejor posible", agregó.

Al ser cuestionado sobre la posibilidad de jugar la final con su amigo David Ferrer, Nadal aseguró que no piensa en la opción de ganar su segundo título en Río: "No tengo expectativas ante una final con Ferrer, mi expectativa no llega más allá, de momento, del martes, cuando se jugará en condiciones extremas. Además, los adversarios son peligrosos, ya que muchos disputaron los torneos de Quito y Sao Paulo, mientras que yo no jugué. Ahora estoy bien físicamente. Intentaré estar listo para tener posibilidades. El martes veremos lo que pasa", expresó.

Antes de su debut en Río, Nadal participará con Ferrer y con el ex tenista brasileño Gustavo Kuerten en el desfile de la escuela de samba Unidos do Viradouro, mañana por la noche. El balear tiene claro que el carnaval no afectará su desempeño sobre las pistas del Jockey Club de Río de Janeiro. "Agradezco al torneo la oportunidad de poder vivir este momento. Es algo único, muy especial. Desde las distancias se ve el carnaval de Brasil como uno de los eventos más especiales del mundo, así que para mí es un placer y una ilusión", concluyó.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios