Tenis

Nadal pasa por encima de Monfils y ya está en las semifinales del Godó

  • El francés cayó por un doble 6-2 ante el número uno del mundo, que jugará con el croata Ivan Dodig. Ferrer y Almagro se disputarán el otro puesto en la final.

Comentarios 1

Un enfrentamiento inédito entre el mejor tenista de la historia en tierra batida, Rafael Nadal, y el modesto jugador croata Ivan Dodig, y un duelo fratricida entre Nicolás Almagro y David Ferrer, los grandes dominadores de la gira sudamericana de arcilla, conforman las semifinales de la 59a edición del torneo Conde de Godó.

La sesión de cuartos estuvo condicionada por el mal tiempo. La lluvia irrumpió con intensidad, deslució el espectáculo en la pista e impidió una mayor afluencia de público al RCT Barcelona.

Nadal se clasificó para la penúltima ronda del torneo tras firmar una exhibición ante el francés Gael Monfils, al que venció por un doble 6-2 en una hora y cuarto de juego, antes de que los nubarrones que se cernían sobre la pista central descargaran y suspendieran la jornada durante un par de horas.

El balear no dio opción a Monfils (7), que solo fue por delante en el primer juego de cada set, perdió cinco veces su servicio y ni siquiera tuvo una sola pelota de breakante el número uno mundial.

Nadal, que jugó su mejor partido en el torneo, va directo a por sus sexta corona en Barcelona, donde suma 27 encuentros sin perder desde que cayera ante Àlex Corretja en abril de 2003.

Su rival en semifinales será el croata Ivan Dodig, con el que nunca ha jugado. Dodig, 26 años y 56 del ránking ATP, ha estrenado su palmarés en el circuito este mismo año en el torneo de Zagreb.

Se deshizo de Feliciano López (6-4, 2-6 y 6-4) en la pista 1 -donde fue a parar su partido para recuperar el retraso que había sufrido el programa- y frustró el pleno de españoles en la penúltima ronda.

Por el otro lado del cuadro, el valenciano David Ferrer y el murciano Nicolás Almagro pelearán por un puesto en la final del domingo.

Ferrer, sexto jugador mundial y cuarto favorito del torneo, apenas necesitó hora y media para deshacerse por un doble 6-3 al austríaco Jurgen Melzer, sexto favorito del cuadro y al que ya batió en las semifinales de Montecarlo de hace seis días.

El de Jávea tuvo que sobreponerse a la espera cuando la jornada fue suspendida por la lluvia y, ya en pista, al frío, el viento y a unas molestias en la parte posterior del gemelo izquierdo que requirieron la asistencia de un fisioterapeuta al inicio del segundo set. "Era un día para ponerse el mono de trabajo", resumió poco después.

Más fácil lo tuvo Almagro con un Ferrero mermado físicamente tras el esfuerzo ante el italiano Simone Vagnozzi. El murciano, que el próximo lunes estrenará su nueva condición de top-ten, solventó su compromiso en poco más de una hora ante el de Ontinyent, quien cedió por un doble 6-3.

Sin embargo, Ferrero, con problemas abdominales que le hicieron mostrarse débil con su servicio -llegó a ceder dieciséis pelotas de ruptura de las que Almagro aprovechó cinco- se despide del torneo satisfecho por haber vuelto a competir al máximo nivel tras ocho meses de parón para pasar dos veces por el quirófano (rodilla izquierda y muñeca derecha).

Almagro y Ferrer han sido este año los grandes dominadores de la arcilla durante la gira americana. El murciano ha ganado en Buenos Aires y Costa do Sauipe y el alicantino Acapulco, donde precisamente venció en la final a su rival de mañana.

De hecho, Ferrer es una de las bestias negras de Almagro, que ha perdido los seis partidos que ha jugado contra él en el circuito profesional. En la tierra de Barcelona, tendrá una nueva oportunidad de revancha.  

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios