Nadal sólo apretó cuando lo necesitó

  • El manacorí y Feliciano López protagonizaron un segundo set colmado de hermosos golpes

Comentarios 0

Cuando quiso Nadal. Ahí terminó la segunda semifinal. Tras una semana de especulaciones sobre su futura salud, ni siquiera en un amistoso el número dos mundial podía permitirse el lujo de perder. Cuando los raquetazos de Feliciano López empezaron a sonar más fuertes, entonces quiso despertar. Fulminó al toledano en el tie-break (7-2) y decidió que la victoria no debía desmoronarse más.

En una versión conscientemente disminuida, las mejores derechas de Nadal sólo aparecieron para liquidar un primer set en el que Feliciano le puso problemas con sus habituales cañonazos al servicio (7 aces). Desde entonces, el balear se contagió y se metió al público en el bolsillo sacando a pasear su revés a dos manos (genial en los paralelos y al resto). Viendo el ritmo de vendaval que llevaba el segundo set, el de Toledo fue astuto y frenó la hemorragia apuntándose a la exhibición iniciada por Nadal. Ambos deleitaron con bonitos intercambios, pero casi siempre los remataba el de Manacor con su derecha. 5 aces en un mismo juego (completó una tarjeta de 13) fue el argumento del siempre irregular López (seis dobles faltas) ante una grada ya entregada a un más desatado Nadal.

más noticias de DEPORTES Ir a la sección Deportes »

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios