Nadal sucumbe de nuevo

  • Brown noquea en cuatro sets al español, que vuelve a pinchar en Londres muy pronto Bautista, Andújar y Muguruza siguen en liza Feliciano, Ramos, Arruabarrena y Soler, fuera

Rafael Nadal volvió a tropezar en las primeras rondas de Wimbledon al caer derrotado en la segunda ante alemán Dustin Brown (7-5, 3-6, 6-4 y 6-4), número 102 del mundo. Una temporada más, el español, de 29 años, claudicó ante un desconocido que se hizo grande en la pista central del All England Tennis Club, al igual que le sucedió en 2012 al checo Rosol, en 2013 al joven Darcis y el curso pasado al australiano Kyrgios.

En dos horas y 34 minutos, el excéntrico Brown, que venía de la fase previa, venció al ganador de 14 Grand Slam. "No tenía nada que perder. Ante Rafa tienes que jugar y emplearte al máximo. He tenido la suerte de enfrentarme a él sobre hierba, mi superficie favorita", declaró.

Este rastafari de 196 centímetros de estatura, admirador de Bob Marley, de quien tiene un tatuaje en el costado izquierdo, desarmó a Nadal con un juego efectivo en su superficie preferida: servicio y volea, servicio y volea, servicio y volea. Así fue, durante más de hora y media, todo el encuentro de un Brown exultante, al que le entraba todo (77 % de puntos retenidos con su primer servicio, que se elevó a un 80 % y a un 89 % en el tercer y cuarto sets).

El primer juego fue un presagio de lo que iba a ser el partido: en blanco para el alemán, con tres subidas a la red y sus correspondientes voleas, y un saque directo. Mientras a Brown le entraba todo, Nadal no conseguía superar los casi dos metros de su rival cuando este subía a la red con su clásico passing shot, desaparecido ayer.

El de Manacor mejoró ligeramente en la segunda manga, pero este avance fue un mero espejismo, y Brown cerró el partido en su tercer match point con un contundente 6-4 y 6-4 en los dos últimos sets. Así, el español, igual que sucedió en las últimas temporadas en Londres, se despidió de nuevo a las primeras de cambio ante rivales de menor entidad.

Por otro lado, Roberto Bautista y Pablo Andújar sellaron un trabajado pase a la tercera ronda a costa de precisamente Rosol y el francés Paire, respectivamente, en sendos duelos a cinco sets, mientras que no lograron superar la segunda ronda Feliciano López y Albert Ramos.

Andújar arrancó bien ante Rosol, llevándose el primer set. Sin embargo, el cortocircuito del conquense le llevó a verse contra las cuerdas, superando un agónico tie-break en el cuarto set para forzar el quinto. Ahí, el español tomó una definitiva ventaja en el noveno juego y vencer por 6-4, 1-6, 4-6, 7-6 (4) y 6-4. Bautista firmó una espectacular remontada ante Paire (2-6, 4-6, 6-3, 6-3 y 6-3) y terminó desquiciando a su rival a pesar de caer en los dos primeros sets.

Feliciano López, siempre a remolque, pinchó en cinco mangas (7-5, 3-6, 6-3, 2-6 y 6-4) ante el georgiano Nikoloz Basilashvili, mientras que Ramos no pudo con el francés Jo-Wilfried Tsonga en tres cortos sets (6-3, 6-4 y 6-4).

En el cuadro femenino, Garbiñe Muguruza se queda sola como representante española. La vasca, que por primera vez alcanza la tercera ronda en Wimbledon y se cruzará con la alemana Kerber, tras ganar con problemas a la croata Mirjana Lucic-Baroni (6-3, 4-6 y 6-2). Lara Arruabarrena dijo adiós a Wimbledon ante la italiana Camila Giorgi, vencedora por 6-0 y 7-6 (5); Silvia Soler claudicó frente la suiza Timea Bacsinszky: 6-2 y 6-1.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios