JJ.OO

Obama: "Elijan Chicago, aseguro que EEUU enorgullecerá al mundo"

  • El presidente estadounidense y su esposa aseguran que su país está "listo y dispuesto" para asumir la responsabilidad de celebrar los Juegos

Comentarios 1

La candidatura de Chicago 2016 pidió la organización de los Juegos Olímpicos en la asamblea del COI para "enorgullecer" al mundo y dejar un "legado" para futuras generaciones, como resaltaron en sus intervenciones el presidente de EEUU, Barack Obama, y su esposa, Michelle.

Obama se presentó en la asamblea del COI, que elegirá la sede de los Juegos de 2016, como "apoyo apasionado" de los Juegos y representante "fiel" de Estados Unidos, y afirmó "creer" en el movimiento olímpico.

El presidente estadounidense aseguró que Chicago y Estados Unidos están "listos y dispuestos" para asumir responsabilidades y que siempre han tenido "abiertos los brazos" a todo el mundo, como muestra, dijo, el ejemplo de su padre, de origen keniano.

Chicago es la ciudad "más estadounidense de Estados Unidos", pero también un modelo de unidad colorida, un mensaje explicitado varias veces en las distintas intervenciones y en los vídeos de la presentación, la primera de las cuatro ciudades participantes.

Michelle Obama acentuó el discurso emotivo que dominó sobre toda la presentación, recordando sus orígenes humildes y afirmando que ahora puede "soñar" con unos Juegos en su ciudad natal.

"Elijan a Chicago, no se lo pido como primera dama y habitante de Chicago, también como hija. Mi padre se hubiera sentido orgullosa", dijo la primera dama, que pasó a contar la historia de su progenitor, enfermo de esclerosis múltiple desde los 30 años, pero que aún así siguió insistiendo en practicar deporte con sus hijos.

MIchelle Obama señaló que un triunfo de Chicago "inspiraría a esta generación y dejaría un legado a la siguiente".

El "corazón de Estados Unidos" abrió su presentación a ritmo de "Sweet Home Chicago", haciendo honor a su condición de "casa" del blues eléctrico y de ciudad a la que le "encanta" divertirse, aunque también respeta sus compromisos, como señaló Anita DeFrantze, miembro estadounidense del COI.

Chicago se presentó a sí misma como una ciudad multicultural y moderna, e insistió en el papel del deporte como elemento fundamental en la formación de los jóvenes, dejando los aspectos más técnicos para las intervenciones de la decena de ponentes.

El presidente de Chicago 2016, Patrick G. Ryan, incidió en el compromiso de la universidad, el mundo empresarial y las instituciones locales con los Juegos y resaltó que "ninguna ciudad candidata ha contado antes con un apoyo político tan unificado".

El decatleta Bryan Clay, campeón olímpico, y la ex baloncestista paraolímpica Linda Mastandrea, explicaron sobre el estrado las "facilidades" de la villa olímpica y la oferta de alojamiento, mientras que el responsable de transporte para la candidatura de Chicago 2016, Doug Arnot, se encargó de presentar las instalaciones deportivas e insistió en la participación de la juventud.

"En Chicago no nos limitamos a hablar, hacemos las cosas", afirmó el alcalde Richard M. Daley, quien pidió que los Juegos sean un "catalizador" para transformar la ciudad.

Daley sostuvo que la candidatura de Chicago está inspirada por el espíritu del mítico Jesse Owens y de Ralph Metcalfe, que demostraron compitiendo en Berlín 1936, pese a que su país les negaba los derechos básicos, "un rayo de esperanza, paz y justicia".

En la presentación, no faltó tampoco el recurso al inevitable "podemos", en la boca de varios de los jóvenes que aparecieron en los vídeos de la candidatura.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios