Obras y problemas económicos: Ecclestone teme un difícil 2012

  • Los organizadores de los grandes premios de Corea, Barcelona y Valencia se piensan su continuidad

Para Bernie Ecclestone, dueño de los derechos comerciales de la Fórmula 1, el año 2012 ha comenzado con quebraderos de cabeza. Varios circuitos se enfrentan a graves problemas financieros, se ha reavivado la discusión sobre el Gran Premio de Bahrein y el retorno a Estados Unidos se ha convertido en una lucha contra el tiempo. Pero el inglés sigue en busca de nuevas aventuras. "En 2014 la Fórmula 1 estará en Rusia y quizás en 2013, en Sudáfrica", anunció el magnate de 81 años.

De hecho, el británico podría necesitar pronto un par de nuevas carreras, ya que los organizadores de los grandes premios de Barcelona, Valencia y Corea de Sur están escasos de fondos. "No lo descartamos", amenazó ya el vicepresdiente del Gobierno de Valencia, José Ciscar, que ante la crisis pretende revisar la celebración de todos los grandes eventos en la región. Los tres organizadores tienen problemas económicos y quieren renegociar sus contratos con Ecclestone. "No está claro que nos podamos permitir la Fórmula 1", dijo el responsable de Economía de Cataluña, Andreu Mas-Colell.

Pero Ecclestone no concede descuentos. "Hay muchas cosas en la vida que uno no puede permitirse. Y entonces no las tiene", dijo el británico, que pone las bases de una respuesta firme porque ve cómo se tambalean también circuitos como el belga de Spa-Francochamps y el alemán de Nürburgring, que oirán sin duda algo parecido.

En Bahrein, en cambio, el dinero no es el problema. El país pagó el año pasado los 390 millones de dólares acordados pese a que la carrera se canceló por los disturbios políticos. Mientras, Ecclestone asume los reparos sobre la finalización a tiempo del nuevo trazado en Austin, que supone el regreso a Estados Unidos. Tras suspenderse las obras, ahora se trabaja de nuevo en el Circuit of the Americas. Pero el tiempo apremia. Sólo quedan 11 meses para terminar el proyecto de más de 310 millones de dólares y se atisban problemas de presupuesto. En India, el año pasado, ocurrió lo mismo, y en Corea del Sur hace dos años, también.

Para Rusia en 2014 es de esperar algo semejante. Y los nuevos aspirantes están ya listos: Francia quiere volver en 2013 y México y Argentina se lo piensan.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios