Paquillo Fernández admite haber tenido sustancias dopantes, aunque no las consumió

  • El atleta fue citado por la Guardia Civil para declarar en el marco de la Operación Grial. El granadino asegura estar profundamente arrepentido y que las compró con la intención de usarlas.

Comentarios 2

Francisco Fernández Peláez, Paquillo, confesó ayer de forma pública su implicación en la denominada Operación Grial, al admitir ante la Guardia Civil que adquirió sustancias dopantes al doctor Walter Virú, el cerebro de la trama de dopaje que fue descubierta y desmantelada el pasado mes de noviembre, unos hechos que había negado hasta ahora pese a las evidencias encontradas en su domicilio de Guadix por la Guardia Civil, que halló EPO y otras sustancias. El marchador negó en primera instancia tanto su relación con el dopaje como que conociera al galeno peruano. El granadino por el momento no había sido imputado en dicha trama, aunque se había certificado la tenencia de sustancias dopantes y ayer acudió a declarar en calidad de testigo. Paquillo confesó haber adquirido, pero no consumido, dichas sustancias, "ante la presión por recuperar el alto nivel competitivo", después de sus últimos malos resultados deportivos.

El deportista granadino afirma estar "profundamente arrepentido" y pide perdón tanto a los aficionados como a sus patrocinadores, a los que solicita "apoyo y comprensión" en estos momentos.

El anuncio del que hasta el momento era el mejor atleta español en activo se produjo a través de un comunicado de su gabinete de prensa a media tarde, después de que hubiera estado declarando ante la Guardia Civil en calidad de testigo. El instituto armado había sido el que abrió las investigaciones en torno a esta trama, pesquisas que se remontan a más de cuatro años atrás. La Policía ya había certificado e informado a la Fiscalía Antidroga de Valencia (ciudad en la que estaba instalado el doctor peruano) que en febrero de 2007 Walter Virú había remitido desde su clínica un paquete a Montserrat Pastor, viuda del fallecido entrenador de Paquillo, Manuel Alcalde, y persona de confianza del atleta, envíos que se sucedieron con posterioridad.

Pese a que, por fechas, la implicación de Paquillo en el turbio asunto data de al menos tres años, el marchador afirmó ayer en el comunicado que su error lo había cometido mucho tiempo después: "Como consecuencia de los resultados deportivos obtenidos en los Juegos Olímpicos de Pekín y en el Campeonato del Mundo de Berlín, y ante la presión por recuperar el alto nivel competitivo, cayó en la tentación de adquirir productos prohibidos con la intención de intentar utilizarlos en las principales competiciones que se iban a celebrar durante el año 2010", indica textualmente el comunicado remitido por el atleta. Según éste, el propio Paquillo "de manera voluntaria y sin que se hubiera iniciado ningún procedimiento sancionador en su contra, ha procedido a informar a las autoridades deportivas de la comisión de una infracción de las normas antidopaje, al haber estado en posesión de sustancias prohibidas (...) habiendo reconocido también estos hechos ante las autoridades policiales". Con todo, el atleta mantiene que "afortunadamente, esos productos nunca han llegado a ser utilizados".

El arrepentimiento es lo que ha movido al accitano a reconocer lo que califica como un error: "Francisco Fernández quiere mostrar ante la opinión pública mediante este comunicado oficial su más profundo arrepentimiento por no haber sabido valorar las consecuencias de su conducta y haber intentado buscar "atajos" en los que nunca debió haber pensado. Por otro lado, el atleta desea pedir disculpas a sus patrocinadores y a toda la afición que se haya podido sentir defraudada por este error, pidiendo a todos su apoyo y comprensión para poder continuar su carrera en el futuro". Además, el deportista desea que su caso sirva de ejemplo para otros deportistas: "Paquillo quiere transmitir a todos los deportistas un mensaje de ánimo para que ninguno cometa el error que él ha cometido, ya que su experiencia le ha demostrado que el único camino para conseguir el éxito es la constancia y el trabajo diario".

El marchador accitano iba a regresar a la competición  pasado mañana, en el Gran Premio de Cataluña, en Granollers, pero al poco de anunciar su confesión, quedó descartada su presencia.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios