Partido propicio para que el Castellón medre

  • La visita del devaluado Nàstic se contempla como víctima ideal para firmar la quinta victoria seguida y así dormir en ascenso

El Castellón confía en el apoyo de su afición en Castalia para buscar hoy la quinta victoria consecutiva ante el Gimnàstic de Tarragona, que llega a esta jornada con la necesidad de ganar para alejarse del descenso, pese a sus siete bajas con tres hombres sancionados y cuatro lesionados. Los castellonenses no conocen la derrota este año, lo que les ha llevado a posicionarse a dos puntos de las plazas de ascenso y esperan continuar la buena racha ante un rival que no atraviesa por su mejor momento. Vencer esta tarde significará dormir en los puestos de ascenso.

Ante la duda del delantero argentino Gustavo Oberman, que durante toda la semana ha padecido una distensión en los isquiotibiales de la pierna derecha, el técnico local, Pepe Murcia, ha convocado a todos los jugadores disponibles para el choque. Son bajas seguras Nakor Bueno y Rafita, todavía en proceso de recuperación de sus respectivas lesiones.

El técnico no incluirá apenas novedades en el once, dado el buen resultado que le ha dado una alineación que prácticamente ha repetido en las cinco jornadas que lleva como responsable del banquillo castellonense. Únicamente la ausencia de Oberman le haría modificar sus planteamientos.

De producirse esta baja, la opción más probable es que Ibon Gutiérrez entre para ocupar el doble pivote, con lo que Mario Rosas pasaría a jugar en la media punta, la posición habitual del delantero argentino.

Mientras tanto, el Nàstic llega a Castalia en el peor momento de la temporada por su clasificación, empatado a puntos con la zona de descenso, por lo que a los de César Ferrando sólo les vale la victoria si no quieren complicarse la vida más todavía.

El conjunto tarraconense no gana desde el pasado mes de noviembre -en la jornada 12, cuando los granas se impusieron en A Malata al Racing de Ferrol (0-2)-. Desde entonces sólo han sido capaces de sumar seis puntos, por lo que su situación es dramática.

El gran problema para Ferrando serán las numerosas ausencias que acumula. De hecho, sólo tiene disponibles a dieciocho jugadores, los justos para completar la convocatoria.

Francisco Maldonado, David Medina y Óscar López son baja por sanción; David Abraham, Abel Buades y Mingo lo son por lesión. A última hora se sumaron los problemas de gastreoenteritis de Antonio Pinilla, que también le impidieron viajar.

Así las cosas, el técnico no tendrá demasiados problemas para confeccionar un once. Además, ha confirmado algunas posiciones, como el doble pivote, donde estarán Óscar Arpón y David Sánchez, un centro del campo inédito hasta la fecha.

Moisés García ocupará la delantera tras su buena actuación ante el Córdoba, mientras que el técnico valenciano podría cambiar el centro de la defensa para dar entrada a Pedro Mairata en detrimento de David García, trasladado a su vez a la izquierda. El argentino Fede Bessone podría ser la segunda opción para Ferrando para cubrir el carril izquierdo.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios