Pau Gasol devuelve a los Lakers la supremacía en Los Ángeles

  • El español asume más protagonismo en ataque y tira del equipo ante los Clippers (96-91). Ricky continúa espectacular, Calderón logra un triple salvador y Rudy sigue sin jugar.

A base de tesón y una gran fortaleza defensiva, Los Angeles Lakers se llevaron el derbi angelino (96-91) frente a sus vecinos, Los Angeles Clippers, un duelo en el que resultó determinante la labor de Pau Gasol, autor de 23 puntos y 10 rebotes.

Los de Mike Brown llegaban al duelo en una situación delicada tras tres derrotas seguidas. Además, los Clippers se les habían subido a las barbas en sus emparejamientos anteriores, resueltos con tres victorias -dos de ellas en pretemporada-.

La supremacía en Los Angeles, en juego. Las sensaciones y la capacidad de reacción de los Lakers, más aún. Y sin embargo el choque no pudo comenzar peor para sus intereses con la atronadora entrada en juego de Caron Butler, que anotó los 11 primeros puntos de su equipo -tres triples incluidos- frente a cuatro de su rival. Con el 9-19 en el marcador la reacción local no se hizo esperar y llegó de la mano de un Gasol entonado y acertado en el tiro. El español asumió la responsabilidad en ataque y los suyos elevaron el nivel defensivo para poner las tablas, que llegaron con sendos triples de Bryant y Andrew Goudelock (23-23).

Los Lakers neutralizaban la anotación de Chris Paul, no así su capacidad para crear juego. Su asociación con Mo Williams, una vez más espectacular desde el banquillo, facilitó que los Clippers mantuvieran una ligera ventaja a lo largo del segundo periodo, algo a lo que contribuyó el despertar de Griffin, que protagonizó un salvaje mate con rectificado tras zafarse de Gasol (44-46). No obstante, un triple de Derek Fisher justo antes del descanso puso en ventaja a los suyos (51-48), una renta que supuso un espejismo momentáneo ya que los Clippers emprendieron la segunda parte con un parcial de 0-12. Una vez más les tocaba a los Lakers remontar a base de esfuerzo y coraje.

World Peace, Derek Fisher, Chris Paul, Kobe Bryant y Pau Gasol. / EFE

La energía en defensa de World Peace sentó las bases, la compenetración entre Bynum y Gasol abonó el terreno y finalmente Bryant y Fisher dieron otro aire al duelo (63-64) mientras Griffin mantenía a su equipo con extraordinarias acciones por encima del aro. Al último cuarto se llegó con todo por decidir y se podía palpar la tensión en la pista. La rocosa defensa de Reggie Evans impedía cualquier acción fácil de los Lakers, que explotaron el oportuno acierto del novato Goudelock.

Bryant, a pesar de sus numerosas pérdidas de balón, no dudó en tirar del carro en los instantes finales, y lo hizo, casi siempre, sin egoísmos. Los de Brown elevaron las prestaciones en defensa y consiguieron su máxima renta (89-84) a falta de 2:24, prestando atención a la labor de sus pívots en la zona. Pero la victoria la iban a sudar aún más. DeAndre Jordan tensó la cuerda desde la personal (89-87), pero fue Bynum quien decidió el partido. Primero con una potente acción en la zona y justo después con un tapón sobre el propio Jordan. Bryant, desde la personal, sentenció el choque.

Love y Ricky Rubio amargan la entrega de anillos a los campeones

El ala-pívot Kevin Love vivió una jornada plena después de firmar una extensión de contrato millonaria y por la noche conseguir un doble-doble que dio el triunfo a domicilio los Timberwolves de Minnesota por 90-105 ante los Mavericks de Dallas, los actuales campeones de liga. Love, que aportó 31 puntos y 10 rebotes horas después de haber firmado su nueva extensión de contrato por cuatro temporadas, no sólo dejaron con la derrota a los Mavericks sino además la cosecharon el mismo día en que recibieron los anillos de su primer título de campeones de la NBA.

Pero además, los Timberwoves con Love de líder encestador y al base novato español Ricky Rubio de director perfecto en el juego, que aportó también un doble-doble de 17 puntos y 12 asistencias, cortaron a los Mavericks una racha de siete triunfos seguidos en el American Airlines Center y por primera vez en 16 juegos permitieron que un equipo rival les hiciese esta temporada más de 100 tantos.

El dueño de los Mavericks, Mark Cuban, que hizo esperar la ceremonia de entregas de anillos un mes después que se inició la nueva temporada, vio como su equipo volvió a dar la imagen perdedora y sintió la ausencia del alero alemán Dirk Nowitzki.

Rubio, en su línea de jugador espectacular e inteligente, también surgió en los momentos decisivos de los minutos finales de la segunda parte al anotar un triple que les dio nueva vida y logró su séptimo doble-doble, en lo que va de competición. El jugador de El Masnou disputó 46 minutos, estuvo incansable todo el tiempo en la pista, pero anotó sólo 4 de 16 tiros de campo, incluidos cuatro de los cinco triples que hizo, acertó 8 de 9 desde la línea de personal, capturó siete rebotes, recuperó cuatro balones y perdió siete, de los 15 que registró el equipo.

Los Mavericks no perdían en su campo desde el pasado 26 de diciembre cuando por segunda jornada consecutiva caían derrotados frente a los Nuggets de Denver, una noche después de haberlo hecho ante los Heat de Miami.

Calderón logra un triple salvador en la victoria de los Raptors

El escolta-alero lituano Linas Kleiza logró su mejor anotación de la temporada con 25 puntos, el pívot italiano Andrea Bargnani lo apoyó con los mismos tantos y el base español Jose Manuel Calderón encestó un triple salvador para que los Raptors de Toronto venciesen a domicilio en doble prórroga 106-111 a los Jazz de Utah.

A pesar de estar abajo 18 puntos en el marcador en el primer cuarto, los Raptors guardaron su mejor acierto y juego de ataque para los momentos decisivos de la recta final que les permitió ganar por primera vez en Salt Lake City desde el 2004 y romper racha de 11 derrotas consecutivas ante los Jazz.

El base español José Manuel Calderón, que aportó 12 puntos, anotó un triple antes que concluyese el tiempo reglamentario para forzar la primera prórroga y darle la oportunidad a los Raptors de al final conseguir la victoria, segunda consecutiva. Calderón jugó 35 minutos para anotar 5 de 13 tiros de campo, incluidos dos triples de siete intentos, no fue a la línea de personal, capturó cuatro rebotes y repartió siete asistencias.

Rudy se pierde su cuarto partido por lesión

El alero italiano Danilo Gallinari vivió una jornada especial tras ampliar su contrato por cuatro años y 42 millones de dólares, que celebró con una anotación de 23 puntos para que los Nuggets de Denver arrollasen a domicilio 93-122 a los Kings de Sacramento.

El escolta español Rudy Fernández se perdió el cuarto partido de los últimos cinco disputados por los Nuggets debido a una decisión del entrenador George Karl, que quiso darle más tiempo para que se recupere por completo de las molestias que ha sufrido en el tendón de Aquiles del pie derecho.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios