Payne hace el número 13

  • El norteamericano vuelve, la plantilla está sana y Mateo deberá elegir convocatorias

Dentro de lo malo, el temporal de lesiones parece haber amainado en el Unicaja. Nunca se puede cantar victoria, en cada entrenamiento o en cada partido hay una trampa. Pero ayer, Chus Mateo pudo contar con 13 hombres en la sesión vespertina. El último en volver ha sido Mark Payne. El reposo le ha venido de perlas para recuperarse de la hiperextensión de su dedo gordo del pie izquierdo que se produjo ante el Real Madrid. Una manera más de elevar la intensidad y la exigencia en el trabajo diario. Y mayor abanico para que el entrenador elija y para paliar contratiempos físicos.

De momento, no se ha tomado una determinación definitiva de cara a la composición de la plantilla. Mateo podrá rotar sin problemas en la Euroliga, donde no existe cortapisas de cupos. O sea, que Payne podría ser empleado el próximo jueves ante el Montepaschi, aunque habría que descartar a uno de los 12 que viajaron a Las Palmas, donde Abrines y Sinanovic no jugaron ni un minuto. En la Liga Endesa es otro cantar, hasta que Fitch no tenga el pasaporte albanés Payne quedará relegado.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios