Pedro Ramírez: "Tengo la satisfacción de que vino a sustituirme un técnico de la categoría de Boza Maljkovic"

“Soy un hombre de la casa que, desde muy pequeño, vio baloncesto. Puedo decir que yo he visto jugar a Alfonso Queipo de Llano en pantalón corto, entrenarse en el anexo de La Rosaleda y tirar los libres a cuchara. Tengo a mi hijo en los infantiles de la cantera, trabajo en la entidad financiera y mi padre fundó el Club Maristas en el año 1972. Recuerdo que Alfonso nos ponía las películas en Super 8 en las que veíamos jugar a Wilt Chamberlain en su época de los Lakers”.

“Creo que el salto se da en la rivalidad Maristas-Caja de Ronda. Hubo mucha tensión, pero creo que bien entendida y fue un estímulo para que subiera el nivel. Recuerdo al maestro Ignacio Pinedo, con el que Javier [Imbroda] y yo pasábamos muchas horas. Nos contaba sus peleas por conseguir tener a su lado la figura del segundo entrenador, que hoy es algo absolutamente normal. Con la fusión sabíamos que llegábamos a otro nivel distinto. Lo dimos todo, con nuestras limitaciones, pero vivimos una gran aventura”

“El proyecto que me tocó vivir fue gracias a que era un hombre de la casa. Sabemos que ganamos menos dinero y que tenemos menos crédito a cambio de ello. Fue un año de transición, difícil, pero tengo la satisfacción de que vino a sustituirme un técnico de la categoría de Boza Maljkovic”.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios