Pekín, favorita para albergar los Juegos de Invierno de 2022

  • La ciudad kazaja de Almaty es la única rival con un proyecto opuesto de bajo coste y mucha nieve

Pekín parte como clara favorita para ser elegida hoy sede de los Juegos Olímpicos de Invierno de 2022 en la asamblea del COI en Kuala Lumpur, donde su único rival es la ciudad kazaja de Almaty.

El ex jugador de la NBA Yao Ming y el héroe del patinaje sobre hielo kazajo Denis Ten son como Goliat contra David. El gigante de 2,29 metros de altura hizo campaña por la capital china, mientras que el medallista de bronce de 2014, 61 centímetros más bajo, lo hizo para Almaty, que tiene difícil derrotar a la gran potencia deportiva y económica de Asia.

"Es el momento justo y perfecto para el regreso de los Juegos a Pekín", dijo Yao Ming. "Los Juegos deberían ser un ejemplo de lo que nuestro país ha alcanzado. Queremos mostrar lo que tenemos", respondió Ten en las últimas citas de promoción en la capital malaya.

Lo que los dos embajadores de Pekín y Almaty desean es una cosa, pero lo decisivo es lo que se negocia por detrás de los focos y en los lobbies de los hoteles antes de la asamblea del COI. El mejor proyecto no es siempre el que gana. Almaty quiere organizar unos Juegos de bajo presupuesto, desplazamientos cortos y mucha nieve. Todas las instalaciones estarían en un radio de 30 kilómetros de la villa olímpica. Muchos de los estadios construidos para los Juegos de Asia 2011 y la Universiada de 2017 se utilizarían.

El concepto de Pekín es diferente, ya que habría que invertir mucho para las modalidades de nieve que contarían con sedes a casi 200 kilómetros de distancia. El británico Craig Reedie, vicepresidente del COI, consideró a Almaty "algo mejor de lo que se había pensado". Pero apostó por una victoria de Pekín: "El mero peso de China debería ser bastante".

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios