Pelean por derribar la puerta

  • Iván, Manu, Toribio y Javi López, que acaban hoy la concentración con la selección española sub 21 en Madrid, no tienen la puerta cerrada a un debut próximo, según López Caro: "Así vemos que podemos contar con ellos"

Comentarios 2

"Los canteranos tienen que tirar la puerta del vestuario abajo, no basta con tocar". Esta frase, acuñada hace años por José Antonio Camacho, aparece en la boca de los entrenadores cada vez que se les cuestiona por el papel de aquellos jóvenes futbolistas de la base que apuntan a hacerse un hueco en el primer equipo de un club y no terminan de romper. Una premisa manida, pero que destruye cualquier ventaja que un chaval crea poseer por ser de la casa. En Martiricos, diez jóvenes ya han debutado con el Málaga de la mano de Juan Ramón Muñiz. Puede que no escucharan en su día a Camacho, pero cuatro de ellos ya entraron en la caseta a base de patadas. Se trata de Iván, Manu, Toribio y Javi López, titulares todos en la recuperación del conjunto costasoleño, a cuatro puntos de la zona crítica. Es por eso que López Caro les reclamó la semana pasada para integrar en Madrid una concentración de la selección española sub 21 que acaba hoy. Un premio por el que los blanquiazules pelean para que continuidad. Ahora les llega la ocasión de derribar una segunda puerta: la del equipo nacional.

Para ello, Iván, Manu, Toribio y Javi López se ejercitan desde el lunes a las órdenes del técnico lebrijano. Jornadas que ayer tuvieron sesión doble, con trabajo por la mañana en uno de los campos de la Ciudad del Fútbol de Las Rozas y por la tarde en el gimnasio. López Caro, en declaraciones a www.rfef.es, explicó el motivo de esta pequeña estadía. "El objetivo es invitar a estos jugadores a que sepan que tienen una gran oportunidad de demostrar el buen nivel que están teniendo en sus equipos. Además, para nosotros también es una gran ocasión de verles y conocerles, no sólo en el plano deportivo, sino también en el personal, y tener así más elementos de valoración con respecto a ellos", aseguró.

Así las cosas, ninguno de los jugadores del Málaga tiene cerrada la posibilidad de debutar con España en Ponferrada el próximo 2 de marzo, fecha de la visita de Liechtenstein para seguir dirimiendo la fase de clasificación para el Campeonato de Europa de Dinamarca. "Observamos a todos los futbolistas de gran nivel y es una manera de transmitirles que la puerta de la sub 21 no está cerrada. Cualquier aspecto que sirva para mejorar y para mantener el compromiso siempre es bueno, y estos entrenamientos son una gran oportunidad para jugadores que vienen disfrutando de un alto rendimiento. Así vemos que podemos contar con estos jugadores", dijo.

Toribio es uno de los casos del rendimiento del que habla López Caro, ya que se ha erigido en un fijo en los esquemas de Muñiz. El mediocentro habló ayer en la Cadena Ser y transmitió su alegría y la del resto de albicelestes, aunque opinó que únicamente es el principio. "Me han sorprendido las instalaciones y el compañerismo que se vive desde el comienzo de la concentración. Me está sentando muy bien vestir la elástica de la selección, es un orgullo poder estar en esta situación. Pero hay que seguir trabajando. Todos los malaguistas estamos muy contentos, centrados en el trabajo de la sub 21, pero pensando ya en el partido del domingo en La Rosaleda contra el Espanyol", sentenció Toribio.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios