Pellegrini, en abierto y en codificado

  • El técnico realiza un brillante análisis sobre el Real Madrid-Barcelona, pero responde con un "no sé" por Quincy

Iba la comparecencia de prensa de Manuel Pellegrini de ayer camino de una más. De tantas en las que su porte, tono y acento embelesan el ambiente pero que al receptor no terminan de llenar. Sobre todo en cuanto la cuestión que se le formula se sale un poco de lo normal o le incomoda. "Lo ideal sería repetir el once", "falta la parte final del campeonato, la más importante", "el domingo tendremos una buena evaluación", "las matemáticas estarán presentes por todos los lados", podrían ser algunos de los primeros titulares extraídos de su conferencia de prensa, cuando las preguntas simplemente se ceñían a cuestiones deportivas no especialmente trascendentes. O sea, las fáciles de responder, más con su verbo y experiencia.

Pero la de ayer no fue una de esas apariciones del chileno tediosas, aburridas. Demostró que el técnico blanquiazul tiene un modo operativo en sus respuestas que queda bien escenificado en la forma de retransmitir que tenía en sus orígenes Canal Plus, el primer canal privado de pago de televisión en España, que emitía sus programas en abierto y en codificado. Una vez que apareció el nombre de Quincy, se pusieron las rayitas en lo que sería la pantalla, sus respuestas. "No hay versión", "no sé nada de Quincy", "no sé nada de él", fueron sus escuetas y nada aclaratorias respuestas a las tres preguntas que se le formularon por la situación del internacional ghanés, que en las dos últimas semanas sólo se ha presentado a un entrenamiento del equipo (el del Lunes Santo) y del que el club sólo ha dicho que está negociando su rescisión con su representante.

Habrá que recuperar la llave del Canal Plus, si es que alguno la guarda entre los trastos de su casa, para acabar de entender plenamente a Pellegrini, quien ayer tuvo una magnífica oportunidad para zanjar un asunto polémico como el de Quincy y que definitivamente la atención informativa se centrara exclusivamente en el vital partido del domingo ante el Hércules.

Finalmente el entrenador eligió la opción codificada ante el problema propio. La misma que sorprendentemente quitó para retransmitir en abierto su pensamiento sobre todo lo que está pasando en los enfrentamientos que están manteniendo Real Madrid y Barcelona. "Ha sido lamentable. Pero todo, antes del partido, durante el partido, porque fue un partido malísimo, y peor aún cómo está terminando. El fútbol se está saliendo de los parámetros que eran habituales en España", dijo, para matizar: "No lo quiero comparar con otro país. Pero esta no es la manera como yo he vivido aquí en España el fútbol en los siete años que llevo dirigiendo a equipos, ni antes como aficionado. Antes, todo se veía más centrado en la cancha y menos pendientes de las rencillas".

Un brillante análisis de quien tiene mucho que decir en esto del fútbol. La pena es que lo exprese a cuenta gotas y se codifique en exceso. Una claridad que, al menos, ya si está consiguiendo que dé el equipo sobre el terreno de juego.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios