Pellegrini: "Las críticas no me importan; la mala fe y los insultos, sí"

  • El técnico blanco se defiende de las duras críticas que ha recibido por sus decisiones ante el Olympique de Lyon y asegura que lo importante ahora es ganar al Villarreal.

Manuel Pellegrini, técnico chileno del Real Madrid, se defendió de las duras críticas que ha recibido por sus decisiones en Lyon, donde perdió ante el Olympique (1-0) en la ida de octavos de final de Liga de Campeones, y aseguró que "la mala fe y los insultos" sí le han molestado. "Contra la mala fe es muy difícil hablar. No he sentido ninguna presión de Florentino Pérez ni del club. No tengo ningún temor. No busco conflictos ni con Jorge Valdano ni con el presidente. No tengo que mandar recados a nadie", manifestó. "Las críticas nunca me han importado porque soy muy autocrítico. La descalificación, mala fe e insultos sí me importan. Me centro en ganar al Villarreal, que es lo más importante porque mi equipo está a dos puntos del mejor Barcelona de la historia. Luchando por el título de Liga", recordó a sus críticos.

Como ocurrió tras la eliminación más dura hasta el momento en la temporada, en Copa del Rey ante un Segunda B como el Alcorcón, Pellegrini acudió a los números globales de su equipo para justificar su trabajo. Se aisló de las críticas, pidiendo, eso sí, más respeto a los que las hacen. "Este proyecto estaba fenomenal hasta antes de jugar en Lyon y por haber perdido un partido en Champions no se puede decir que ahora todo es un desastre. Los números que tenemos nos avalan el proyecto y el trabajo que hacemos. Cuando todo deriva en desprestigiar a técnicos y jugadores, ya es una interpretación", afirmó.

Por eso pidió ser juzgado cuando finalice la temporada y no en este momento en el que sus opciones en Liga han crecido, tras reducir a dos puntos la desventaja con el Barcelona, y con posibilidades de remontar en la Liga de Campeones el gol de desventaja con el Lyon. "Nadie del madridismo nos elogió tras perder en Lyon. Nadie quedó contento. Pero después del Deportivo, Espanyol y Xerez, a dos puntos del Barcelona, la gran mayoría estaban muy contentos", recordó con un argumento a su favor. "Todo depende de los resultados, pero hay un proyecto global que depende de los números que tengo que defender. No mando recados para nadie. Pero es al final de temporada cuando se comparará la temporada con otro equipo", añadió.

Sin apenas hablar del reencuentro con su ex equipo, el Villarreal, ni de temas deportivos para el siguiente encuentro liguero, Pellegrini expuso su defensa del planteamiento por el que apostó en Lyon y la entrada de Mahamadou Diarra por 'Lass' Diarra. "El sistema no se cambió para nada. La situación de Mahamadou era la misma en el campo que la de Lass, que había jugado sólo un partido últimamente y venía de estar parado quince días de una lesión. Los otro diez jugadores fueron los mismos y en la misma posición", dijo. "Cambiar a un jugador por otro que cabecea más no es un planteamiento de equipo pequeño por su mentalidad, porque nosotros siempre hemos ido a buscar los partidos", manifestó. Pese a la dura semana que le ha tocado vivir al técnico madridista, Pellegrini insiste en que siente el mismo respeto de sus jefes. "Cada uno interpreta todo a su manera pero yo no he sentido ni la más mínima presión del club por cesarme en el cargo o variar el proyecto a estas alturas. Jamás la he tenido".

Las últimas lesiones de Karim Benzema, Royston Drenthe y José María Gutiérrez 'Guti', no hacen crecer la preocupación en el cuerpo técnico por la cantidad de percances que están sufriendo los jugadores madridistas. Pellegrini lo comparó con lo que vive el Barcelona. "La preparación física no me preocupa porque el equipo está a punto como muestran las estadísticas de los partidos. Las lesiones musculares las tiene también el Barcelona y el resto de equipos por la cantidad de partidos que jugamos. Aquí no son sólo musculares. Ojalá no haya más, pero no son por el aspecto físico", dijo.

Por último, tras admitir que a su equipo aún le "queda por mejorar" pero que "por perder 1-0 no es el peor Real Madrid de todos los años", deseó la mejoría del Villarreal una vez que juegue su encuentro de mañana en el estadio Santiago Bernabéu. "Tuve la fortuna de dirigirlo cinco años y me cuesta dar un diagnóstico de lo que le pasa esta temporada. No evalúo el trabajo de personas porque lo desconozco, pero lamentablemente ha sido irregular en sus resultados. No ha podido repetir el éxito de los últimos años y lo lamento", concluyó.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios