Pepe pide disculpas por un pisotón ¡involuntario!

  • La violencia del futbolista provoca el rechazo generalizado en medio de unas fuertes críticas que comparte con Mourinho

No hubo que buscar demasiado para encontrar a las figuras del Real Madrid más damnificadas tras la última y ya recurrente) derrota ante el Barcelona. El dedo acusador señala directamente a dos protagonistas: José Mourinho y Pepe.

El hombre más señalado, el defensa portugués Pepe, se vio obligado incluso a salir a pedir disculpas de nuevo, aunque lo hiciera de una manera un tanto tibia, concretamente al asegurar ayer que el pisotón a la mano de Lionel Messi fue "involuntario", sí involuntario, por lo que solicitó "disculpas" si el argentino se siente ofendido.

La página web del Real Madrid emitió ayer unas declaraciones de Pepe después de que durante el día protagonizara todos los programas de deportes de los medios de comunicación.

La famosa acción ocurrió cuando Messi estaba tendido en el campo tras falta de Callejón y Pepe le pisó una mano, lo que provocó la indignación de los azulgrana.

"Quiero decir desde ya que ha sido un acto involuntario. Pero aun así, si Messi se siente ofendido, le pido disculpas porque lo que pretendo es defender a mi equipo y a mi institución. Me entrego en cuerpo y alma, jamás se me pasa por la cabeza hacer daño a un compañero de profesión", aseguró Pepe.

No es la primera vez que Pepe se ve obligado a pedir disculpas tras un incidente violento en el Santiago Bernabéu. También lo tuvo que hacer en 2009, cuando solicitó la indulgencia generalizada y del propio damnificado después de agredir al centrocampista del Getafe Javier Casquero, a quien empujó y pateó al final del encuentro entre ambos equipos. Fue expulsado y sancionado, y en la zona mixta del estadio Santiago Bernabéu pidió perdón delante de los medios de comunicación.

"Estoy muy mal. Es un momento difícil para mí. Nunca me había pasado eso en mi carrera. Pido perdón a todos los aficionados del fútbol porque mi actitud hoy no ha sido buena. Mis disculpas para Casquero, si no me equivoco, y a Albín, porque mi actitud no ha sido la buena", comentó.

Pero Pepe no fue el único señalado del partido ante el Barcelona. Mourinho volvió a fracasar en su enésimo intento por derrotar al Barcelona de Guardiola en el Bernabéu, que acumula siete partidos seguidos sin ver un éxito de su equipo ante el gran rival, un récord en la historia del club.

Existía mucha curiosidad por ver cómo planteaba el encuentro Mourinho después de su dominio en la Liga. Y Mourinho realizó su enésima vuelta de tuerca y propuso el partido más defensivo posible, con el defensa Pepe como centrocampista, lo que le había dado resultado en la final de Copa del año pasado, única sonrisa blanca ante los azulgrana. Hasta Cristiano Ronaldo y Benzema actuaron en muchas fases como laterales.

Un dato es suficiente para ilustrar cómo jugó el Real Madrid ante el Barcelona: Higuaín, su jugador más adelantado, sólo tocó el balón siete veces. Por eso la prensa se llenó ayer mayoritariamente de reproches hacia Mourinho.

El técnico del Real Madrid, el mejor pagado del mundo, todavía no encontró la forma de doblegar a su némesis, el Barcelona de Guardiola. Lo ha intentado de muchas formas -menos intentar ganar la posesión del balón-, y casi siempre con rotundo fracaso.

De tal forma que muchos se preguntan si Mourinho es la persona que necesita el Real Madrid para acometer un cambio de ciclo en el fútbol, actualmente dominado por el Barcelona sin discusión. Nada más encajar la derrota, Mourinho ya sabía que iba a ser golpeado por su planteamiento: "La victoria tiene varios padres y la derrota sólo uno, que soy yo", declaró.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios