Unicaja

Peric, cuestión de óptica

  • El Consejo no ve apropiado el fichaje del croata, que tenía el visto bueno de los técnicos · La idea de utilizar a Jiménez como 'cuatro' propició la petición de Aíto de un 'tres' · La posibilidad de Aguilar sigue abierta

Comentarios 4

El fichaje de Hrvoje Peric ha sufrido un brusco parón. El acuerdo entre las tres partes (Zadar, Unicaja y jugador) era total, sólo faltaba el visto bueno del Consejo de Administración cajista. No lo hubo tras las consultas realizadas el pasado lunes, con el regreso del presidente, Francisco de Paula Molina, de sus vacaciones.

El fichaje del internacional croata respondía a una petición de Aíto García Reneses. El técnico había pedido un nombre propio al principio del verano para esa posición: Carlos Suárez. La subasta por el jugador estudiantil se ha ido por encima de los límites en los que el Unicaja se puede manejar. El Asefa pedía 1.500.000 euros por el internacional español. Ese coste era sólo el traspaso, a añadir la ficha del jugador, no barata. El Unicaja lo tanteó, pero Real Madrid y Barcelona han elevado la puja a límites inabordables, también con jugadores de por medio (Rabaseda en el Barcelona o Aguilar del Real Madrid), apetitosos para el equipo madrileño. Paulao también gusta en Magariños, no obstante.

No se podía aspirar a Suárez y, tras hurgar en el mercado, en Peric se encontró un remedo mucho más económico. Fue observado por Aíto García Reneses en diferentes vídeos y el entrenador le dio el visto bueno a su incorporación, creía que podía encajar en el puzle para la próxima temporada. Es por ello que se aceleraron las conversaciones, que se dieron por finalizadas en Croacia (previo traspaso de 200.000 euros). Pero ahora mismo se ha paralizado todo, la operación no contempla como apropiada en las altas esferas cajistas, que han frenado las intenciones de los técnicos. Opinan que es un gasto inapropiado.

La pretensión de Aíto de tener a un tres más enlaza con su idea de utilizar a Carlos Jiménez con bastante frecuencia como cuatro. Su confianza en Printezis y Rubio es reducida. De hecho, la opción de Pablo Aguilar sigue encima de las mesas de las oficinas de Los Guindos. Si se encontrara una salida para Rubio, harto complicada porque el club no pagará indemnización, se acometería inmediatamente el fichaje del granadino. El Real Madrid prefiere que venga a Málaga antes que a Vitoria.

Así las cosas, la plantilla sigue sin cerrarse oficialmente. Falta la firma de Robert Archibald, que se está retrasando por unos flecos de tipo administrativo. El acuerdo existe desde la semana pasada y el club confía en que se solucionen en las próximas horas. Pero por los citados flecos aún no se ha hecho oficial la firma del contrato del escocés. Se le espera, no obstante, para el inicio de la pretemporada.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios