Pese a todo, es posible

  • La abultada derrota del Madrid en Bilbao deja al equipo malagueño con un hilo de vida y pendiente de una carambola: ganar los dos que quedan, que Montepaschi haga lo propio y enjugar 39 puntos con el Gescrap

El Unicaja sigue sin poder estrenarse en este Top 16. No era ayer el partido ideal para estrenar su casillero de victorias en esta segunda fase. Peleó durante buena parte del encuentro, especialmente en una buena primera mitad, pero el reto era mayúsculo. Ganar a este Montepaschi en el Pallaestra queda fuera del alcance del equipo malagueño en estos momentos teniendo en cuenta el momento anímico y de juego de uno y otro.

Permanece por lo tanto el cero en su casillero de triunfos después de cuatro jornadas, lo que supone el peor balance en la historia del club a estas alturas de Top 16. Lejos, muy lejos, queda el 3/1 que llevaba el Unicaja que acabó colándose en la Final Four de Atenas en 2007. También el 2/2 que computaba la campaña siguiente, aunque en aquella ocasión no pudo pasar de fase. En el resto de sus participaciones en esta instancia salió de la cuarta jornada con una victoria, salvo en una ocasión. Fue en su primera participación en el Top 16 (campaña 2002/03), tras perder con Efes Pilsen, Cibona y dos veces con el CSKA. Aquel año se estrenó en la quinta jornada (95-87 ante la Cibona) y pudo acabar su participación al menos con un triunfo, ya que en la última cita cayó en Estambul.

El balance es pésimo, pero el equipo sigue sin despedirse definitivamente de sus opciones de clasificación. Aún no hay adiós definitivo y una carambola, difícil pero posible, puede permitir a los de Chus Mateo prolongar su vida en la Euroliga. La fórmula pasa por ganar los dos partidos que restan (en Madrid y en casa con el Bilbao Basket), que el Montepaschi se imponga también a madrileños (en Siena) y bilbaínos (en Miribilla) y conseguir el mejor average particular con el Real Madrid y el Bilbao Basket, con los que, en este supuesto, acabaría empatado en la segunda plaza con dos triunfos. Los malagueños, además de sumar dos triunfos y que Montepaschi gane los dos, necesitan enjugar 39 puntos con el conjunto vasco. Por ejemplo, ganar de 9 en Madrid y por 16 al equipo de Katsikaris en el Martín Carpena.

fitch gana el 'casting'

Decía Chus Mateo tras la derrota con el Obradoiro que estaba abierta la posibilidad de cambios en la configuración de la plantilla para revertir la situación. Discutió por primera vez a Gerald Fitch y en el club se planteó como una opción real el prescindir del todavía norteamericano y acudir al mercado. La versión oficial fue que no se ficharía y se tiraría de Mark Payne para suplir a Fitch en la Liga Endesa si el entrenador lo estimara oportuno, algo que habrá que comprobar mañana antes del partido en Valladolid. Ayer jugaron los dos al no existir en la Euroliga limitaciones con los cupos, pero el mensaje de Mateo fue claro: metió a Payne, ausente los últimos partidos por una lesión, en el quinteto titular en detrimento de Fitch. El discutido salió a la pista en el minuto siete de partido y el toque de atención surtió efecto. Máximo anotador (15) y jugador más valorado (21) del equipo. Sintomático las ocho faltas recibidas y los dos robos de balón, que denotan la motivación y la intensidad con la que afrontó el partido. Fitch se apuntó el primer tanto en el particular casting por la posición de escolta. Eso le da una vida extra, pero habrá que ver si es capaz de aprovecharla. Y si Mateo le lleva a Valladolid.

sorpresa: chirigotas

Más de un aficionado del Unicaja se llevó una desagradable sorpresa cuando a la vuelta del descanso del partido se encontró en Canal Sur 2 un espectáculo muy diferente al que estaba viendo. El segundo canal autonómico comenzó entonces la retransmisión del tercer pase de cuartos de final del Concurso de Agrupaciones del Carnaval de Cádiz y la segunda parte del partido de baloncesto sólo pudo seguirse entonces por internet (canalsur.es) y por Canal Sur HD, en la TDT. La televisión andaluza lo había anunciado en su web, pero algún despistado se quedó sin ver la segunda parte.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios