El Pizjuán, un campo talismán para el Málaga

  • El Málaga sólo ha perdido en una de sus últimas nueve visitas ligueras y todavía recuerda cómo el año pasado la victoria ante el Sevilla Atlético resultó ser decisiva para consumar el ascenso

De la reciente historia futbolística legada por el Sevilla y el Málaga se puede extraer que el Sánchez Pizjuán es un estadio talismán para los blanquiazules. Y es que, bajo su actual denominación, los malagueños sólo han perdido un encuentro en sus últimas ocho visitas en Liga. Fue en la temporada del descenso a Segunda (05/06) en un partido (3-1) en el que Salva marcó el único tanto del Málaga.

Obviando ese choque, el aficionado blanquiazul todavía se deleita con la victoria (0-2) en la última jornada de la 04/05 que le impidió al Sevilla clasificarse para la Liga de Campeones. Esa derrota todavía escuece en Nervión porque el Málaga no se jugaba nada en el envite y el Sevilla se quedaba a las puertas de la Champions. Duda, que el año siguiente ficharía por el Sevilla, y Baiano fueron los goleadores de un equipo del que sólo permanecen en la actual plantilla Miguel Ángel y el propio jugador portugués.

El otro precedente más cercano se remonta al año pasado. El Málaga venía de padecer la derrota más dolorosa del campeonato ante el Hércules (4-6) y parte de sus opciones de regresar a Primera pasaban por el encuentro que le enfrentaba al Sevilla Atlético. El partido se presentaba como una auténtica final para los de Tapia y el golazo de Calleja colocaba al Málaga a las puertas de Primera. Muchos componentes del equipo confiesan ahora en privado que un traspiés ante el filial hispalense hubiera supuesto un durísimo varapalo del que, quizás, no se hubieran repuesto. Es más, el propio Calleja aseguró tras ese partido que "nunca en su vida había marcado un gol de esa enorme trascedencia".

Si se echa la vista atrás, el Málaga también asaltó el Pizjuán en la 03/04 gracias a un tanto marcado de penalti por Salva, que el domingo tampoco podrá estar en Sevilla por sus eternos problemas musculares. Dos años antes, en la 01/02, el Málaga derrotó otra vez al conjunto hispalense (0-2) merced a dos tantos del panameño Dely Valdés, hoy segundo entrenador de Tapia.

Por tanto, como Málaga CF, los blanquiazules han sumado cinco victorias, dos empates y una sola derrota con un bagaje de diez goles a favor y sólo cinco en contra. El panorama, sin embargo, es diametralmente opuesto en los enfrentamientos entre el Sevilla y el CD Málaga. En sus 16 visitas, los blanquiazules sólo fueron capaces de ganar tres partidos, empataron otros tres y cayeron en 13 ocasiones. Especialmente dolorosa fue la derrota de la 54/55, que se saldó con una goleada escandalosa (6-1). Bernardi fue el autor del único tanto del equipo entonces entrenado por Luis Casas.

Más allá de los datos, lo que nadie duda es que el derbi será muy especial para ambos equipos. Los dos llegan a él en un excelente momento de forma. El Sevilla ha enlazado cuatro victorias de forma consecutiva y el Málaga, tres. Por si faltara algo, la rivalidad deportiva es máxima. Ayer, Nacho fue muy claro: "Es un partido muy bonito de disputar porque cuando vas por la calle esta semana la gente te dice que puedes perder con cualquier equipo, pero nunca con el Sevilla. Eso hace que te motives aún más".

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios