Prácticamente el mejor filial de Tercera

  • El Málaga B es cuarto en su grupo con 14 puntos a pesar de haber disputado dos partidos menos

"Este equipo subirá a Segunda B". La frase, lapidaria, fue de Antonio Montero, Nene, técnico del Lucena y uno de los entrenadores que más jugo le ha sacado a la cantera del Málaga. La pronunció este verano tras apenas ver un rato de los amistosos del filial blanquiazul en pretemporada. A tenor del arranque del cuadro de Rafa Gil, no parece ir desencaminado, ya que los números del Málaga B en el grupo IX le colocan como uno de los mejores filiales de Tercera División. Sólo el Zaragoza B (ver la tabla de la derecha) presenta mejores números que los blanquiazules si se tiene en cuenta que los equipos que le preceden han jugado al menos un partido más que el filial.

Actualmente el Málaga B es cuarto con 14 puntos y a siete del líder, el Estepona, pero en una clasificación engañosa, ya que ha jugado dos partidos menos porque ya ha descansado las dos jornadas pertinentes. Es el único invicto del grupo y el menos goleado. Más allá de esos méritos destaca otro, puesto que es una plantilla muy joven que practica un fútbol bastante alegre.

La aparición de futbolistas desequilibrantes como el ex del Barcelona David González o el descubrimiento de Edu Ramos, un niño de 16 años que organiza el fútbol de maravilla, se unen a la experiencia que ya se nota en jugadores como Manu, Carlos Rodríguez, Lobato u Óscar, que ya saben lo que significa trabajar con el primer equipo a las órdenes de Tapia.

Para Rafa Gil, la clave de los números que su equipo está amasando reside en el buen trabajo que los jugadores completaron durante el verano: "Sorprende nuestra trayectoria porque los filiales suelen ir de menos a más, pero a mí no me sorprende teniendo en cuenta la magnífica pretemporada que hicimos. La clasificación al final será como será, pero lo importante era arrancar bien".

Si por algo se está caracterizando el filial esta temporada es por su contundencia defensiva, aunque, a juicio del técnico blanquiazul, su equipo no está exento de otras virtudes: "Es bastante serio defensivamente, presiona muy bien arriba para no dar opciones al rival y con el balón los jugadores intentan divertirse, pero creo que lo más importante es esa presión que hacemos, ya que con el balón en los pies es difícil que nos lo quiten".

Carlos Rodríguez, máximo goleador del equipo junto a Pedrito y hermano de Juan Rodríguez, expone las claves del éxito: "Han cambiado muchas cosas con respecto a la temporada pasada, pero sobre todo creo que la clave está en que las nuevas incorporaciones se han acoplado bien y no se ha notado nada. Desde el primer momento el cuerpo técnico nos ha inculcado bien sus ideas".

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios