Prohibido fallar en casa

  • Vital El Unicaja necesita un triunfo ante el Asseco Prokom para no complicarse la vida en el 'Top 16' Negativo En el recuerdo, el nefasto último cuarto de Vistalegre

El último recuerdo del Unicaja no es nada agradable. Su hundimiento y rendición en Vistalegre en el último cuarto después de remontar trece puntos y ponerse arriba en el tercero le devolvió a las catacumbas. La reacción cajista tras quedar fuera de la Copa del Rey y el decente partido cuajado en Moscú encontraron en Madrid un golpe inesperado. Aíto estalló en la rueda de prensa posterior cargando contra la falta de carácter y de personalidad de sus jugadores. No es la primera vez que lo hace, pero parece que comienza a hartarse.

Pasan los meses, regresan los jugadores lesionados pero las buenas sensaciones siguen sin ir más allá de dos o tres partidos. El técnico exige una reacción, un golpe sobre la mesa y hoy es un buen día para comenzar a demostrar que es posible, que este equipo es capaz de mostrar solidez y confianza. Momento de que los jugadores hablen sobre la pista. Llega el Top 16 a Málaga, comparece el Asseco Prokom, prohibido fallar en el Martín Carpena.

Disputada la primera jornada (derrota por ocho puntos en la pista del CSKA) y considerando al conjunto moscovita como el favorito del grupo, podría decirse que la segunda fase comienza hoy para el equipo malagueño. Y lo hace con la imperiosa necesidad de sumar su primera victoria. Uno de los mandamientos en esta segunda fase es el de asegurar los partidos casa. Ganando los tres, cuidando el average y arrancando algún triunfo a domicilio conseguirán estar en el play off previo a la Final Four. La fórmula es garantía de éxito y exige que el Carpena recupere el halo de inexpugnabilidad del que disfrutaba antaño. La histórica racha de 23 victorias consecutivas es ya historia y, ahora, el equipo malagueño sufre cada vez que se viste de corto delante de su propia afición.

Esta temporada ya ha perdido como local seis encuentros entre ACB y Euroliga y cuenta sus dos últimos partidos europeos en casa por derrotas (64-72 ante el Partizan y 72-88 frente al modesto Orleans). Será el de esta noche, además, el primero de los cuatro envites que en las dos próximas semanas deben celebrarse en el Palacio cajista. Tiempo para fortalecer los lazos con la afición y para sondear cómo anda el ánimo de la grada. Pero tiempo, sobre todo, para encarrilar un Top 16 que se presenta como el único argumento al que asirse para ponerle una sonrisa a una temporada que está siendo decepcionante en la competición doméstica.

Comparece el Prokom polaco, actual líder del grupo tras la paliza que endosó al Zalgiris en la primera jornada (89-65) y el Carpena invoca a su nuevo ídolo: Juan Dixon. Aún no ha bajado de los dobles dígitos en la anotación y hoy se espera que repita. También se espera que Zabian Dowdell comience a mostrar algunos de los motivos por los que se le ha fichado hasta el final de la temporada, que Berni Rodríguez y Guillem Rubio empiecen a revelarse como jugadores útiles, y que Archibald prosiga con su curva ascendente. La imagen ofrecida en Vistalegre ha vuelto a poner en duda la fiabilidad de los de Aíto, pero el Top 16 no permite errores. Y hoy está prohibido perder.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios