FÚTBOL l División de Honor juvenil

El Puerto se desfonda para salvar un punto

  • La ingenua expulsión de Lulu limitó las posibilidades de los locales ante un Betis que acabó desquiciado y desbordado

Comentarios 0

De locos. Sólo de esta forma se podría resumir en dos palabras el encuentro que el Puerto Malagueño y el Betis protagonizaron. Los ocho goles, los dos penaltis señalados y las tres expulsiones provocaron innumerables situaciones de las que finalmente nació el inesperado empate a cuatro final.

El encuentro comenzó con dos equipos dubitativos, pendientes del error del rival. El primero en cometerlo fue el Betis, en forma de marcaje en una jugada de estrategia finiquitada en gol para el Puerto por Lasly. Con un rival entregado, el turno de errores pasó al equipo local. Su defensa Lulu, en dos acciones innecesarias, vio dos tarjetas amarillas que acabaron con su expulsión y, en la segunda, con penalti en contra incluido. El Betis igualó el marcador al materializar la pena máxima y fruto de su superioridad numérica consiguió llegar al descanso en ventaja.

Tras la reanudación y los lógicos ajustes técnicos, el Puerto puso sobre el albero la casta y las fuerzas necesarias para igualar el tanteo. En pleno éxtasis tras el empate llegó un nuevo jarro de agua fría y el Betis volvió a adelantarse. Los diez últimos minutos dictaron sentencia. El Puerto volvió a empatar a tres y los béticos a adelantarse. Pero el Betis, superado por un rival e inferioridad, no sólo encajó un cuarto gol, sino que también sufrió dos expulsiones que, de no ser por el desgaste acumulado por los locales, le pudieron costar el partido.

más noticias de DEPORTES Ir a la sección Deportes »

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios