Qatar vira a noviembre y diciembre

  • La FIFA abunda en la controversia al elegir unas fechas rechazadas por las grandes ligas europeas

El polémico Mundial de Qatar 2022 añadió ayer un nuevo capítulo a su largo historial de controversias al acordarse en Doha que se celebrará en los meses de noviembre y diciembre, provocando el rechazo de las principales ligas de Europa, las más poderosas del planeta fútbol.

"La única opción efectiva era la ventana de noviembre/diciembre", explicó la FIFA en un comunicado. Las fechas deberán ser ratificadas por el ente rector durante su comité ejecutivo del 19 y 20 de marzo.

La FIFA, golpeada por numerosos escándalos en los últimos años, aseguró que la propuesta, acordada en una reunión del grupo de trabajo encargado de buscar fechas alternativas para el torneo, fue apoyada por las seis confederaciones continentales.

Qatar fue elegida en 2010 como sede de la Copa del Mundo 2022 en una votación en la que la candidatura árabe fue acusada de comprar votos. Entre las cláusulas para albergar la cita estaba que el torneo tenía que disputarse en los habituales meses de junio y julio, pero, debido las ardientes temperaturas que se registran en el Golfo Pérsico durante el verano boreal, la FIFA decidió cambiar el calendario y emprendió la búsqueda de una nueva fecha.

La decisión abrió un profundo debate con numerosos organismos, como el Comité Olímpico Internacional o la UEFA, defendiendo sus intereses. El grupo de trabajo elaboró tres propuestas alternativas a la opción de junio/julio: enero/febrero, mayo y noviembre/diciembre, todas ellas en 2022.

Los Juegos Olímpicos de Invierno de 2022 se disputarán en el mes de febrero, en Almaty o en Pekín, por lo que se descartó que se jugara a comienzos de año. El Ramadán, que empieza el 2 de abril, impidió que se eligiera ese mes, mientras que la opción de mayo -propuesta por los clubes europeos- se evitó porque las condiciones climáticas son similares a las de junio y julio.

Las fechas exactas aún no fueron decididas, pero sí se acordó una reducción de los días de competición. Según la Asociación de Ligas Europeas de Fútbol (EPFL) se llegó al acuerdo de que el Mundial se jugará del 19 de noviembre al 23 de diciembre, un total de 25 días. La Copa del mundo de Brasil duró 32.

Sin embargo, para la EPFL, que representa los intereses de la Premier League, la Liga, la Bundesliga, la Serie A y la Ligue 1, entre otros muchos campeonatos, el núcleo de la cuestión no son las fechas exactas, sino la elección de noviembre y diciembre.

"La propuesta perturba y causa un gran daño al normal desarrollo de las competiciones domésticas en Europa", señaló la asociación en un comunicado.

"Imagínense lo que ocurriría en Francia, Alemania, España o Italia. Habría que interrumpir las ligas a principios de noviembre después de 13 o 14 jornadas", dijo el presidente de la EPFL, Frederic Thiriez, que además dirige la liga francesa.

"Y en dos meses se volvería a reanudar. En ese periodo los jugadores no van a jugar, los clubes no van a tener ingresos, los aficionados carecerán de competiciones nacionales y las televisiones estarán enojadas y reclamando indemnizaciones", agregó Thiriez.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios