Reacción rondeña y reparto de puntos

  • El Alhaurín sumó sólo un punto en la Ciudad Deportiva tras dilapidar un 0-2 · De María, pieza clave para el empate local

Partido loco, marcado como era previsible por las bajas temperaturas que se están viviendo en la provincia en estas últimas fechas, y con dos partes bien diferenciadas.

La primera, de dominio claro para un Alhaurín de la Torre que sorprendió a los locales. Antes de cumplirse los diez minutos de partido ya se habían adelantado en el marcador gracias a un gol en propia puerta de David León tras un disparo de Samu que evitó en primera instancia el guardameta rondeño, pero que no pudo con el rebote de su compañero.

El segundo mazazo, y casi definitivo, llegó por partida doble. Como si de dos derechazos consecutivos se tratara, el Ronda se quedó con diez por una incomprensible expulsión de Alfonso, e instantes después Juanma Párraga convertía una falta en el 0-2. Con ese resultado se llegaría al descanso. Los deberes parecían hechos para los alhaurinos, que con un hombre más sobre el campo y una ventaja de dos goles parecía imposible que no sacaran los tres puntos de una Ciudad Deportiva casi desangelada a pesar de la tempranera hora.

Pero nada más lejos de la realidad. El paso por vestuarios cambió por completo la actitud de los locales, quienes a base de casta y buen juego fueron capaces de remontar el encuentro. La clave fue la entrada de De María, que se convirtió en el revulsivo que necesitaba su equipo para meterse en el partido. De María forzó el penalti que acortaría distancias en el marcador. Pablo Domínguez no perdonó, y posteriormente el propio De María igualaba el partido con algo de fortuna, pero con mucho merecimiento. La gasolina no dio para más y el empate se acabó dando por bueno en ambos bandos, que suman un punto para sus respectivos objetivos ligueros.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios