Reflexiones desde la pizarra

  • Los entrenadores de los 30 años de la historia del Unicaja ofrecen su particular visión y explican la evolución en la trayectoria del club desde su humilde nacimiento en 1977 hasta el día de hoy

30 años de vida ofrecen hueco a una pléyade de entrenadores que han escrito la historia del que, con sus devaneos, hoy es uno de los mejores clubes de baloncesto de España y Europa. El Unicaja reunió a 11 de los 15 técnicos que ha tenido el club en su trayectoria en una interesantísima charla celebrada en la sede de la entidad financiera en la Avenida de Andalucía. Una mesa redonda moderada por Antonio Guadamuro que duró casi dos horas. Y se quedó corta, porque todos ellos tenían mucho que contar. Libros abiertos llenos de reflexiones resumidas en el siguiente extracto, en orden cronológico, desde 1977 hasta hoy. Desde Queipo a Scariolo. Fue unas horas antes de que recibieran junto a los presidentes del club el homenaje y el aplauso de la afición en la previa del partido con el Akasvayu. Una jornada histórica.

Alfonso Queipo de Llano

"Si hay algo en lo que no nos hemos equivocado en 30 años es en la elección de los entrenadores. Ahora se cuestiona que si debemos inmiscuirnos en las cosas del club. ¿Cómo un entrenador no se va a preocupar por las cosas del club? Es normal que quiera tener el mejor equipo, los mejores jugadores, la mejor infraestructura y los mejores técnicos a su alrededor. Todos los que estamos aquí hemos sido un coñazo. Al final, a pesar de los disgustos que nos hemos llevado con la posibilidad de que Unicaja lo dejara, hemos llegado hasta aquí y hemos hecho un club absolutamente competitivo".

José Mª Martín Urbano

"El baloncesto malagueño tiene un antes y un después de Caja de Ronda. Un antes de que afortunadamente nos encontráramos con Paco Moreno en las pistas de Carranque con motivo de la celebración de unas Olimpiadas para empleados de la Caja de Ronda. Le propuse que colaborara de alguna manera con el club de baloncesto que en esos momentos llevaba Alfonso Queipo de Llano en El Palo. A los dos días me llamó y me dijo que estaba dispuesto a fundar un nuevo club con el nombre de Sociedad Deportiva Caja de Ronda. Preparamos un dossier para ir a Ronda a presentárselo a Juan de la Rosa. Desde el día que Juan aceptó patrocinar al club y crear la sociedad deportiva tuvimos un presupuesto de un millón de pesetas. El gran nombre del baloncesto aquí es Alfonso Queipo de Llano".

Damián Caneda

"Lo que distingue un proyecto sólido de una burbuja es tener una historia y que ésta se viva, se recuerde. De mi época, lo más importante es que conseguimos el ascenso y pasamos de vivir del romanticismo a hacerlo desde la profesionalidad. Fui el último entrenador no profesional del club y a partir de ahí comenzamos a pensar que podíamos ser una gran entidad. Con Caja de Ronda nos llegó el apoyo financiero y ya era cuestión de buscar buenos directores".

Ramón Guardiola

"Mi estancia en este club fue muy difícil. Yo había estado 9 años en el Real Madrid y trabajando con Raimundo Saporta. Acepté el reto de venir a un club que acababa de ascender, con muy buena gestión y trabajo, recién aterrizado en la Primera División. El baloncesto ha ganado en fuerza, en potencia, pero no quizás en conocimientos técnicos. Yo no concibo el baloncesto como la NBA o muchos clubes del baloncesto FIBA. Lo concibo más como el baloncesto universitario americano".

Arturo Ortega

"Es de justicia recordar en estos momentos a Paco Moreno y la figura de Alfonso [Queipo de Llano], que fueron quienes me trajeron aquí. Ascendimos en el segundo intento. Lo primero que me llamó la atención fue que los jugadores no tenían que llevarse las equipaciones a casa, sino que el tremendo Juan de Dios se encargaba de recoger todas las camisetas sucias. Desde mi posición [agente de jugadores] he sido testigo privilegiado de la evolución del club hasta convertirse en uno de los cuatro o cinco mejores clubes de Europa".

Mario Pesquera

"En cuanto llegué noté una gran ilusión por un gran proyecto. Aunque decidí marcharme por una serie de desencuentros, me gustaría dar gracias a Braulio Medel, que hizo todo lo que pudo por que me quedara. Aquí viví los mejores momentos deportivos y familiares de mi carrera. Hay mucha gente involucrada y es uno de los sitios donde a todo el mundo le gustaría estar. Es uno de los grandes de Europa. Un buen club, una buena ciudad, un buen proyecto deportivo… En mi época aquí di mucho pero también recibí mucho a cambio".

Javier Imbroda

"Yo era un chico de Melilla y me dijeron una vez que Alfonso Queipo de Llano me seguía. Dormía emocionado cada noche. Recuerdo una concentración de jóvenes talentos en El Palo con Emiliano, Luyk y Buscató. Apostaron por mí como entrenador y así llegué al Unicaja en la temporada 92/93. Venía de Maristas, se produjo una fusión y de un proceso así siempre queda gente damnificada y lo sufrimos. Una parte de la afición apoyaba a Maristas, otra al Caja de Ronda y otra gritaba Málaga, pero todo se fue centrando. Conseguimos que saliera una generación de casa formada por Nacho Rodríguez, Curro Ávalos, Dani Romero... Un equipo que acabó logrando aquel imprevisto subcampeonato del 95. Fue el empujón para que una ciudad entera se volcara con el baloncesto".

Pedro Ramírez

"Puedo decir que yo he visto jugar a Alfonso Queipo de Llano en pantalón corto en el anexo de La Rosaleda y tirar los libres a cuchara. Más tarde, nos ponía en Super 8 a Wilt Chamberlain. El salto se da en la rivalidad Maristas-Caja de Ronda. Hubo tensión, pero fue un estímulo. El proyecto que me tocó vivir fue un año de transición, difícil, pero tengo la satisfacción de que me sustituyó Boza Maljkovic".

Bozidar Maljkovic

"Sólo estuve una vez aquí, pero era porque Ángel Noriega, mi presidente, era muy listo y no quería que viera su lujoso despacho y le pidiera más dinero. Cuando decidí venir a Málaga, en Ciudad Jardín hacía 40 grados. "¿Dónde te has metido, Boza?", pensaba. Primero mandé a mi segundo fuera del coche para ver si le pasaba algo. Soy el único extranjero aquí. Está Sergio [Scariolo], pero en mi país se dice que uno es de donde es su mujer. Y él es más de medio español. No podemos pensar en el futuro sin mirar hacia el pasado. Si no has hecho con tus manos una casa o un libro, mejor no haber vivido, dice un refrán en mi país. Mi casa es el club y mi libro formar jugadores. Vivimos el cambio de Ciudad Jardín al Martín Carpena. Tuve problemas porque el vestuario era pequeño allí. 12 tíos de dos metros no cabían ahí. Al día siguiente leí en la prensa que Maljkovic quería ser arquitecto, además de entrenador de baloncesto. Y no, simplemente es que no cabían ahí 12 tíos. Ahora el Carpena tiene el mejor vestuario de Europa. A nivel humano, conocía las cigalas de Barcelona, pero aquí conocí los carabineros y el vino tinto de verano, un gran refresco. En Francia, si mezclaba el vino con algo te caían dos años de cárcel. También me llamó la atención los diferentes cafés: nube, americano, cortado, mitad…".

Paco Alonso

"Tengo 50 años y llevo 33 en Málaga. Tuve una vida deportiva difícil, pero no la volvería a cambiar. A los 23 años tuve una lesión grave y estuve varias temporadas peleando para volver. Estuve de segundo con Pedro Martínez y cuatro con Maljkovic. Tras Boza parecía que había una obligación de dar la alternativa a alguien de la casa. Pronto me di cuenta de que el club necesitaba otro perfil de entrenador. Decidí que lo mejor era dejarlo para dejar hueco a un entrenador con más prestigio y credibilidad".

Sergio Scariolo

"Soy un afortunado por el momento en que entreno a este equipo. He sido uno de los pocos no sustituidos por José Mari [Martín Urbano]. El presente se valora mañana o pasado. Sólo presento mi admiración por pertenecer a un club que ha ganado mucho prestigio en España y Europa. Agradezco a Paco [Alonso] que me diera una radiografía precisa y lúcida del club cuando llegué. Por su idiosincracia, la función del entrenador es la de ser un estímulo constante en el impulso de ir adelante. Estamos en un punto donde es difícil dar un paso más, pero no imposible en un futuro".

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios