Regresa el villano invisible al Bernabéu

  • Jeremy Toulalan fue actor secundario en la famosa caída del Real Madrid en Champions ante el Lyon

Manuel Pellegrini encomendará parte de sus porcentajes de éxito en la abnegada labor de Jeremy Toulalan delante de la zaga. El nombre del francés estaba en rojo en su agenda este verano y hoy, tras una compleja negociación acometida con éxito en suelo galo, tiene el inmenso placer de dirigirle. Puede que ese deseo naciera el 10 de marzo de 2010. Entonces, el galo contribuyó a eliminar al Real Madrid del chileno en los octavos de final de la Liga de Campeones. Aunque los focos apuntaran a otros dos protagonistas por encima de él. Hoy técnico y jugador de la mano a un lugar donde no le devolverán el cariño.

No obstante, aquel día Francia aplaudía a Miralem Pjanic, autor del gol de la clasificación, y a Claude Puel, el técnico, que se marchó bailado al descanso y entonces introdujo un doble cambio que cambió el sino de la eliminatoria. A los seis minutos Cristiano Ronaldo inauguró un vendaval que el Real Madrid no supo cristalizar con goles que habrían sentenciado el pase (traían un 0-0 de la ida). Higuaín se topó con los fantasmas de sus primeros pasos en Madrid y el meta Lloris fue el único que dio el callo en el cuadro galo. Tras el relevo de Boumsong, un central, y Makoun, un centrocampista, por dos medios, Gonalons y Kallström, el panorama viró radicalmente. El juego del Lyon emergió y acabó anulando al Real Madrid. Hasta la mujer de Kaká, sustituido en plena tormenta por la derrota, se permitió el lujo de llamar "cobarde" a Manuel Pellegrini en su Twitter.

Toulalan vivió esos 45 minutos en la zaga. Valoraciones como "káiser", "se descolgó con un partido memorable" o "un jugador de los que no se equivocan casi nunca" le acompañaron en las crónicas de aquel encuentro. Sin hacer mucho ruido, como es él, fue uno de los grandes culpable del cataclismo blanco. Málaga firmaría un partido similar en su estadística esta noche. La diferencia, que entonces no quedaría en segundo plano porque la afición de La Rosaleda le tiene en un altar.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios