Remontada balear con diez

Dos faltas en dos minutos, perfectamente ejecutadas por Arango, la segunda rematada por Ramis de cabeza, arrebataron el triunfo al Getafe, crecido por sus precedentes y proporcionaron un punto al Mallorca, que salvó en el tramo final un encuentro que parecía perdido y con un jugador menos por la expulsión de Scaloni en la primera parte.

Tal y como sucedió en el choque de la primera vuelta el conjunto de Michael Laudrup dejó escapar un triunfo que tenía en la mano. En aquella ocasión, el equipo madrileño se situó con 0-2 y, también con el rival en inferioridad, fue superado por el cuadro isleño, que ganó 4-2.

El Getafe dio por cerrado el encuentro antes de tiempo. Laudrup pensó en el gasto de sus futbolistas y con 3-1 quitó a Manu del Moral y a Granero. El Mallorca, que contó con diez en el césped por la expulsión de Scaloni a ocho minutos del intermedio, nunca se dio por vencido y rescató un punto que parecía perdido. Acumula el bloque de Gregorio Manzano, no hace mucho eliminado de la Copa por el Getafe, cinco empates seguidos para un total de trece.

A los once minutos el Getafe ya ganaba 2-0. Algo inusual en el Alfonso Pérez, habitualmente acostumbrado a estrechos marcadores y triunfos ajustados. El Getafe respondía al gusto por el buen fútbol que difunde las pretensiones de su técnico.

El ex getafense Dani Güiza aprovechó un balón suelto en el área para romper su sequía anotadora de cinco encuentros. No hizo de arquero el jerezano, que pidió perdón con las manos a la afición del Coliseum. Con el 3-1, anotado por Ramis en propia puerta, apareció la relajación y el desgaste. Esto lo aprovechó el Mallorca.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios