Internacional

Renovación y juventud en el equipo de Menezes

  • El técnico debutará con Brasil ante EEUU con muchos cambios y una nueva filosofía

Poco más de un mes después de la eliminación en cuartos del Mundial de Sudáfrica ante Holanda, una renovada selección brasileña reaparecerá hoy para enfrentarse a su primera prueba rumbo al sueño del hexacampeonato en casa en 2014. La canarinha jugará un amistoso contra Estados Unidos, en el debut del flamante entrenador, Mano Menezes.

Fichado para reemplazar al polémico Carlos Dunga después de que otros técnicos como Scolari o Ramalho rehusaran el cargo, Menezes abrió las puertas de Brasil a los nuevos valores excluidos del Mundial por su antecesor en el cargo.

De este modo, las perlas del Santos, como Henrique Ganso o Neymar, no sólo fueron incluidos en la lista de convocados, sino que también tienen un lugar virtualmente asegurado en el equipo titular. Menezes también convocó a debutantes que son desconocidos en su propio país, como Ederson, del Lyon, o David Luiz, del Benfica.

La inclusión de jóvenes ídolos y de jugadores poco conocidos no significa, sin embargo, que Menezes haya decidido excluir a las principales estrellas que fracasaron en el último Mundial. Robinho, por ejemplo, será probablemente titular, así como otros tres supervivientes de la fracasada campaña en Sudáfrica, como Daniel Alves, Ramires o Thiago Silva.

Y Menezes dejó claro que muchos otros podrán regresar, entre ellos estrellas como Kaká, que se encuentra lesionado. "Los jugadores que actuaron más en el Mundial se desgastaron más, por lo que tuve la idea de no incluirlos en este primer partido amistoso", justificó.

Esas manifestaciones de espíritu conciliador son hasta ahora la principal diferencia que separa a Menezes de Dunga, quien a lo largo de sus cuatro años en la canarinha acumuló roces con la prensa e impuso a sus pupilos una rígida disciplina que, durante el Mundial, incluyó la prohibición de conceder entrevistas a los medios.

Para Menezes, este partido no es un simple amistoso, sino que simboliza el primer paso para cumplir la misión que recibió cuando asumió el cargo, la de conquistar el hexacampeonato en el Mundial de Brasil.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios