Reyes enloquece Sevilla, donde estará tres temporadas y media

Si al anhelado regreso por parte de la afición sevillista de un futbolista tan querido como Reyes se le une el culebrón en el que se convirtió su desvinculación del Atlético de Madrid, el resultado no es otro que el ambiente que se vio ayer a las 17:20 en la estación de Santa Justa, en la que más de 200 sevillistas aclamaron al utrerano a su regreso.

No hubo tiempo ni siquiera para declaraciones, ya que Reyes fue escoltado por las fuerzas de seguridad hacia un coche que rápidamente sacó al utrerano de la estación. El utrerano fue recibido por miembros del club a su llegada, marchándose con rapidez de la zona mientras los aficionados coreaban el nombre de Reyes, mostraban camisetas con el dorsal 21 (número que presumiblemente portará Reyes) e incluso, se le dedicaban cánticos poco cariñosos al Atlético de Madrid. Reyes pasaba por el estadio a las 20:30 para firmar su contrato.

El último episodio de un serial que rozó el esperpento tuvo lugar ayer. Mariano Aguilar, representante del futbolista, le comunicó la noche del miércoles que se le esperaba en la mañana de ayer en el Vicente Calderón para firmar su desvinculación. Sin embargo, en la mañana de ayer Reyes recibió la indicación de ir a entrenar junto a sus compañeros. Pero al final cogió el AVE a las 15:00 horas y, ocho inviernos después de que Reyes pusiera rumbo al Arsenal, regresa a Sevilla. Firma por tres años y medio.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios