Ricardo y Pavone propician una agónica victoria que saca al Betis del descenso

Ricardo, con una portentosa actuación, y Pavone, autor de dos de los tres goles, propiciaron una agónica victoria del Betis ante el Getafe. Porque sólo la actuación del internacional portugués y los tantos del argentino pudieron paliar el mejor fútbol y las imnumerables ocasiones de un Getafe que en muchos momentos le dio un baño.

A punto estuvo de dilapidar el Betis un claro 3-0 en un partido marcado por una tremenda carga de nervios y que una jugada sin intención -al botar el balón y dar en la mano de Somoza- dio al Getafe la opción de optar a un triunfo que, en boxeo, se habría llevado a los puntos de todos los jueces.

Pudo el Betis solventar en los primeros 12 minutos el partido, ya que aparte del gol de Pavone (4'), dispuso de una clarísima ocasión de Xisco. Sin embargo, esto lo pudo pagar caro, porque poco a poco el Getafe salió de su letargo y comenzó no sólo a dominar sino a crear ocasiones claras que, gracias a Ricardo, no fructificaron. Así, Manu (16'), De la Red (18'), otra vez De la Red (30'), con balón al travesaño, y Albin (36') provocaron que el meta portugués se erigiera en el salvador de los verdiblancos. Poco antes, Edu, en remate de cabeza desde cerca, había puesto la diferencia en un esperanzador 2-0.

En el segundo tiempo el ritmo del partido fue similar, con un Getafe volcado sobre el campo bético, con ocasiones desbaratadas por un portentoso Ricardo. Pero fue otra vez el Betis el que volvió a alterar el marcador y, como no, por medio de Pavone, para poner un claro 3-0.

Pero un inocente penalti por una mano de Somoza, transformado por De la Red, hizo que el Getafe tuviera otra vez opciones. Luego, con los nervios de nuevo a flor de piel, consiguió el Getafe su segundo gol, también en una jugada desgraciada del Betis, al desviar Melli un remate de Manu.

Pudo sentenciar el Betis en esporádicos contragolpes, aunque Ricardo hizo al menos tres nuevas intervenciones de enorme mérito, para dejar el partido en mínima y agónica victoria bética que, con ella, dejan los puestos de descenso.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios