Ricardo se ausenta unos días para meditar su rescisión

  • El club le ha propuesto un finiquito del cien por cien para que se marche a partir del 1 de marzo

El director deportivo del Málaga, Ricardo Rodríguez, dejará de ser tal durante unos días. El asturiano se ha tomado un pequeño tiempo de asueto para reflexionar acerca de la propuesta de rescisión que el Málaga le ha propuesto. Ésta consiste en un finiquito del cien por cien por los cuatro meses que le quedarían de contrato si cesase en sus funciones a partir del próximo 1 de marzo.

Según explicaron ayer en los micrófonos de Punto Radio, el dirigente blanquiazul no tiene claro del todo esta proposición del club, de ahí que se haya apartado estos días del día a día para reflexionar, junto a su familia, acerca de la posibilidad de salir de la entidad antes de tiempo y empezar a allanar así su regreso a los banquillos.

No obstante, a lo largo de esta misma semana Ricardo Rodríguez ya podría comunicar su decisión al presidente, Fernando Sanz. Aunque todo apunta a que la prioridad es ofrecer dicho cargo al actual entrenador, Juan Ramón Muñiz, para que haga doblete, como hace tres temporadas, el máximo dirigente blanquiazul no tiene prisas por empezar la negociación de su sustituto, puesto que prefiere que llegue cuanto antes la confirmación de la permanencia en Primera División para mover ficha.

Lo que sí está claro es que Sandro, actual adjunto del director deportivo, y Antonio Benítez, ayudante de la secretaría técnica, tendrán que redoblar esfuerzos de aquí al final de la temporada para preparar la próxima campaña.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios