Ricky, el 'chico maravilla'

Con un sorprendente rendimiento, Ricky Rubio se ha convertido en un firme puntal de los Timberwolves, que han ganado tres de los cuatro últimos partidos en la NBA. En su cuarto choque consecutivo como titular y el decimocuarto de la temporada, el ahora llamado chico maravilla anotó nueve puntos, capturó siete rebotes, con ocho asistencias y seis robos en el triunfo de los Wolves por 93-85 ante los Pistons en el Tarjet Center de Mineápolis.

Rubio, de 21 años y medias de 10,8 puntos, 4,4 rebotes y 8,3 asistencias, aparece entre los debutantes más sobresalientes del certamen y ya su nombre comienza a sonar para la distinción de novato del año. "Lo único que no sabíamos sobre Ricky es que es un competidor", dijo su entrenador, Rick Adelman. "Posee una habilidad especial, muy especial".

Aunque tiene todavía un largo camino por delante, el base ha sobresalido igualmente por sus habilidades y su paciencia para encontrar las brechas entre sus rivales, así como madurez en los instantes cruciales de los partidos, lo que se convierten en excepciones entre jugadores de poca experiencia.

"He trabajado muy duro este verano", dijo Rubio, quien logró 18 puntos, 12 asistencias, 4 rebotes y 5 intercepciones frente a los Hawks. "Cuando trabajas duro, llegan los buenos resultados".

Kevin Love, jugador insignia de Minnesota, reconoció la actuación de Rubio, ahora también llamado elFenómeno. "Es un muchacho muy humilde", enfatizó Love. "Muy respetuoso con los entrenadores y con sus compañeros. Todos aquí lo queremos y nadie está celoso por la atención que recibe. Él lo maneja todo muy bien".

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios