Rienda vuelve con buenas sensaciones

La española María José Rienda, que regresaba a la alta competición tras dos temporadas prácticamente en blanco, logró un más que meritorio decimosexto puesto en el gigante de Soelden (Austria), prueba inaugural de la Copa del Mundo de esquí, que ganó la austriaca Kathrin Zettel.

Zettel cubrió los dos recorridos marcados en el glaciar tirolés en un tiempo global de dos minutos, 22 segundos y 99 centésimas y se impuso con enorme autoridad, con casi un segundo de ventaja sobre la finlandesa Tanja Poutiainen, segunda tras marcar el mejor tiempo en la primera manga.

Rienda, que hace casi dos años sufrió una grave lesión en la rodilla derecha -una 'tríada': rotura del ligamento lateral interno, el cruzado anterior y el menisco- y cuyo objetivo era entrar entre las mejores 30 que disputan la bajada decisiva, sorprendió con un sobresaliente séptimo puesto en la primera manga y acabó la prueba en una decimosexta plaza que hubiese firmado la víspera.

Tras accidentarse en noviembre de 2006, cuando se entrenaba en Loveland (Colorado), Rienda, la española con más victorias en Copa del Mundo (seis), completó una larga recuperación al complicarse la lesión debido una condromalasia -degeneración de cartílagos- que le sobrevino la penúltima pretemporada, presumiblemente por el exceso de carga de trabajo durante la concentración en Argentina.

La campeona granadina firmó un sensacional séptimo parcial en la primera manga y quizá se atenazó algo en la segunda, en la que un error le hizo descender al puesto 16, en una jornada que para ella fue muy positiva, sobre todo en el plano psicológico.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios