unicaja

Rubio, al fondo del banquillo

  • El ala-pívot ve reducidos de manera drástica sus minutos · No ha jugado en los tres últimos partidos de Euroliga, donde Aíto prefiere a Augusto Lima

Comentarios 2

La afición del Carpena ovacionó la entrada en cancha de Guillem Rubio ante el Lagun Aro. Mitad chanza, mitad una muestra de ánimo para un jugador en mal momento, caben distintas interpretaciones, fue un detalle significativo dentro de la amnistía momentánea que otorgó el público a su equipo. El ala-pívot catalán está técnicamente fuera de la rotación de Aíto, que ha alabado públicamente su trabajo en los entrenamientos cuando se le cuestionaba por su falta de minutos, pero no le encuentra un hueco firme en la rotación. No ha jugado en los tres últimos partidos de Euroliga (Vilnius, Moscú y el del Prokom) porque Aíto ha preferido a Augusto Lima, que puede jugar sin problemas en la competición continental. Si pudiera hacerlo en la ACB, ocurriría lo mismo, pero los cupos lo impiden. En los últimos cuatro partidos ha jugado apenas cinco minutos de media. En alguno, como sucedió ante el Lagun Aro, con el partido ya decidido.

No es un caso sencillo el de Guillem Rubio. Avalado por una correcta temporada en el Manresa y su convocatoria como invitado para la selección española, el Unicaja decidió acometer su contratación, previo pago de casi medio millón de euros a la entidad catalana. Se le firmó por tres temporadas, con lo que se amortizaba ese traspaso durante tres ejercicios. Se le consideraba apto para la filosofía de juego requerida por Aíto, pero cuatro meses en Málaga no dejan en buen lugar al fichador y al fichado, que no demostrado los motivos por los que se le contrató. Cierto es que no venía con la vitola de estrella, ni para tener un papel relevante, pero se hizo una inversión importante y se esperaba una ayuda de calidad en la rotación que no ha llegado. La llegada de Dixon y la recuperación de Berni han hecho que Welsch juegue sólo de tres y Jiménez se desenvuelva más de cuatro, con lo que los minutos del de Terrasa han acabado de mermar. A día de hoy, Rubio es un jugador del fondo del banquillo, apenas utilizado por Aíto en los partidos. Si se contempla la operación completa, con el desembolso para rescindir a Germán Gabriel incluido, más de uno se echa las manos a la cabeza. Dudosa rentabilidad, aunque la inversión es a largo plazo y aún habría tiempo para que su rendimiento mejorara.

Rubio ha sido uno de los pocos jugadores indemnes a la plaga de lesiones que ha padecido el equipo. Junto a Cook, Welsch, Jiménez y Freeland forma el grupo de jugadores que no se ha perdido ningún partido de ACB. La citada presencia continuada de Lima en la Euroliga sí la hecho no jugar un tercio de los encuentros disputados. Sus números son parejos en las dos competiciones. 9:40 minutos, 2.7 puntos (47% en tiros de dos y 25% en triples), 1.6 rebotes y 2.4 de valoración en ACB. En Euroliga, 9:38 minutos, 2.6 puntos (33% en tiros de campo), 1.8 rebotes y 0.4 de valoración.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios