Rubio protagoniza una noche triunfal

  • El base de los Timberwolves enseña el camino en la victoria de los suyos ante los Grizzlies de Marc Gasol

Gran duelo el que protagonizaron Ricky Rubio y Marc Gasol con sus respectivos equipos, los Timberwolves de Minnesota y los Grizzlies de Memphis, que se decantó a favor de los primeros (90-89) gracias a las genialidades del jugador de El Masnou.

Aunque era el tercer partido que jugaba Rubio desde que regresara a las canchas tras su grave lesión en el tobillo izquierdo, se esperaba mucho de él. Y el base no defraudó. Todo lo contrario: el español fue el jugador clave en la victoria de los Timberwolves ante los Grizzlies, el segundo mejor equipo de la Conferencia Oeste, que vio cortada una racha de ocho triunfos consecutivos.

Rubio encestó dos triples decisivos y sentenció con los dos lanzamientos desde la línea de personal cuando faltaban 10,2 segundos por jugarse en lo que fue la décima victoria de la temporada de los Timberwolves (10-40), que, eso sí, siguen compartiendo la peor marca de la liga con los Knicks de Nueva York. Así las cosas, el base concluyó el encuentro con una aportación de 17 puntos -cinco rebotes, cinco asistencias, tres recuperaciones de balón y tres pérdidas-, tras haber disputado 26 minutos, en los que anotó seis de 12 tiros de campo, incluidos tres de cuatro triples y dos de dos desde la línea de personal.

Quien no cantó victoria fue Marc Gasol, que pese a anotar 15 puntos fue incapaz de contrarrestar por completo la inspiración y brillantez de su compañero en la selección española. El pívot anotó seis de nueve tiros de campo de campo y estuvo perfecto desde la línea de persona (3-3), pero no tuvo protagonismo en las acciones dentro de la pintura al capturar tres rebotes y dar dos asistencias. De hecho, estuvo mejor en defensa, al recuperar tres balones, sin perder ninguno, y poner un tapón.

En otro partido de la jornada, José Manuel Calderón mostró su mejor toque de muñeca en los tiros desde fuera del perímetro al anotar tres de cuatro triples. Aun así, no pudo evitar que su equipo, los Knicks de Nueva York, perdiesen ante los Nets de Brooklyn (90-88). Calderón jugó 33 minutos, encestó seis de 11 tiros de campo, capturó cuatro rebotes, repartió siete asistencias y recuperó un balón.

El ala-pívot Serge Ibaka también se quedó a las puertas de la victoria después de que su equipo, los Thunder de Oklahoma City, perdiese en su cancha ante los Pelicans de Nueva Orleans (113-116). Ibaka aportó diez puntos en los 36 minutos que jugó. A falta de 3.06 para el final fue eliminado por seis faltas personales. Hasta ese momento, el internacional anotó cuatro de ocho tiros de campo, uno de ello desde la línea de tres.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios