Satisfecho con matices

  • Scariolo elogia la línea ascendente que el juego de su equipo va dibujando aunque lamenta los errores de las últimas posesiones · "Me voy triste pero con la sensación de que hemos competido hasta el final"

Con la sensación de que su equipo compitió hasta el final, pero contrariado por las últimas decisiones de sus jugadores. Con esas impresiones compareció ayer el entrenador del Unicaja, Sergio Scariolo, ante los medios de comunicación para valorar el partido. El italiano, al contrario que en las últimas derrotas, destacó la línea ascendente que el juego de su equipo viene dibujando en las últimas jornadas, aunque resaltó que el Tau había jugado los últimos minutos del encuentro con más cabeza: "En primer lugar me gustaría felicitar al rival por su victoria y por haber jugado con más inteligencia los últimos tres minutos. Me voy triste por la derrota, pero con la sensación de que henos competido hasta el final. Hace dos meses vinimos aquí y nos pasaron por encima y durante estas últimas semanas el equipo trabajó con seriedad y recuperando a los jugadores lesionados. Hemos competido hasta los dos últimos minutos, eso es un dato positivo, porque el equipo va progresando y va mejorando".

El bresciano, que en la previa del encuentro aseguró que el Unicaja necesitaba alargar el partido para contar con opciones en los instantes finales, admitió que el choque se desarrolló según el patrón que había marcado: "Hemos llegado adonde teníamos que estar, con un tanteo empatado. Pero ellos, en los últimos minutos, han jugado con más cabeza y han defendido bien las últimas posesiones. Nos vamos con una derrota, pero el equipo sigue mejorando e intenta luchar contra sus limitaciones con orgullo y espíritu y con la calidad en el trabajo diario".

Cuestionado por la zona 2-3 que ordenó cuando el marcador era 65-64 a favor del Tau y que derivó en el triple de Muoneke, el italiano aseguró que sus jugadores no ejecutaron esa defensa como estaba previsto: "No hicimos lo que teníamos que hacer y no estuvimos concentrados. Ya en la primera parte nos vino bien, pero no hemos realizado lo que teníamos que hacer. No por mala voluntad, sino por mala concentración, y hemos dejado un tiro abierto fácil. Cuando ves que la defensa individual tenía problemas, era lógico cambiar. Pero esa defensa no fue la clave del partido, sino nuestros últimos ataques, en los que no estuvimos acertados".

A pesar de la derrota, Scariolo alabó el trabajo de sus jugadores: "Tienen que darse cuenta de la mejora de los últimos meses. Están con rabia por el marcador, pero esa rabia hay convertirla en un arma para competir. Quedan las dos competiciones más fuertes [Liga y Euroliga] y muchos partidos importantes. El trabajo de equipo de los jugadores y su mejora nos van a llevar a continuar nuestra progresión".

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios