Saúl no se irá cedido, sino desvinculado

  • Las conversaciones entre Unicaja, Fuenlabrada y jugador son fructíferas y el acuerdo está próximo

Saúl Blanco agota sus últimas horas como jugador del Unicaja. Seguramente hoy se vista ante el Bilbao, aunque seguramente no juegue. Es posible que sea la última vez. Su salida del club está perfilada, aunque aún no acordada. Las conversaciones entre el Unicaja, el agente del jugador, Higinio Alonso, y el Fuenlabrada están entrelazadas, hay buena sintonía y el acuerdo es cuestión de horas. Aunque el Asefa Estudiantes permanece atento por si hay algún desencuentro.

El Unicaja quiere romper el contrato con Saúl, no una cesión, como se planteó en algún momento desde que semanas atrás se desvelara la intención del club de desprenderse del jugador asturiano. Puede parecer un detalle absurdo, si se tiene en cuenta que el jugador acaba contrato en junio, pero no lo es.

A la hora de liquidar un contrato las indemnizaciones tributan menos y el Unicaja se ahorraría un dinero, más allá del que asuma el Fuenlabrada en la operación. Que es otro de los temas. El Unicaja pide al menos la mitad de lo que aún debe percibir Blanco (algo menos de 400.000 euros) para dar vía libre a la operación. Sabe que el Fuenlabrada tiene dinero ahora. El equipo dirigido por Porfi Fisac quiere reforzar su perímetro y se haría con los derechos de un jugador que allí hizo una temporada que le colocó en órbita de selección y propició su llegada a Málaga, operación que ha resultado frustrante.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios