Semana crucial para atender las peticiones de Ferreira

  • Con el vicepresidente Ghubn de vuelta, las gestiones se intensifican para reforzar el plantel

Comentarios 2

Suena manido y de perogrullo, pero así sucede. El Málaga afronta una semana crucial para la configuración del plantel. Faltan tres refuerzos por llegar a tenor de las peticiones del técnico a sólo seis días para el debut liguero. Más allá de la lógica espera de acontecimientos porque la competición se echa encima, la lesión de Duda añade una nueva variante a los planes establecidos. Con el vicepresidente Abdullah Ghubn ya de vuelta, la directiva y Jesualdo Ferreira tratarán de despejar incógnitas desde hoy mismo.

A ello se une la inesperada mala noticia de Duda, que hoy viaja a Madrid para ser inspeccionado por el doctor Pedro Guillén (que tiene muy buena relación con el Málaga) y obtener un diagnóstico externo que confirme lo que ya se asume como una realidad: tendrá que pasar por el quirófano para tratarse sus dolencias acumuladas en el pubis. Que el luso esté varios meses en el dique seco no lleva a Ferreira en pensar en un sustituto de sus características, pero sí a buscar una solución para la medular (las dudas con las lesiones de Apoño incrementan esa necesidad).

Así que no se descarta que finalmente sean cuatro las incorporaciones que haga el Málaga (un portero, dos medios y un delantero). El nombre sobre la mesa con más opciones sigue siendo el de Rubén, meta del Cartagena que el club puede incorporar en cuanto incremente su oferta al cuadro murciano. El jugador ha demostrado públicamente su disponibilidad total a venir a Málaga, aunque los clubes aún no han acordado el traspaso.

Otra de las opciones pasaría por dejar en la manga la opción de no suplir a Duda para buscar en el mercado de diciembre una alternativa, especialmente teniendo en cuenta que se abre la vía de incorporar a jugadores que paran de la liga brasileña. Ferreira tomaría así una decisión más reposada. Sea cual sea la decisión final, desde hoy los días serán muy movidos en los despachos.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios