A Sergio Ramos se le cae el trofeo durante la celebración en Cibeles

  • El autobús del Madrid arrolló la Copa después de que al defensa se le resbalara.

Comentarios 11

El jugador del Real Madrid Sergio Ramos aseguró que la Copa del Rey "está bien" después de que se le cayera al defensa andaluz durante la celebración con la afición merengue en su llegada a la Plaza de Cibeles, habitual sitio de festejos madridistas.

"La Copa se ha caído, se ha caído", repitió Ramos al ser preguntado por el incidente. "Pero la Copa está bien", añadió el de Camas en declaraciones a Telemadrid. Ramos no pudo sostener el trofeo en la llegada a Cibeles y se le cayó al asfalto. El autobús acabó arrollándola.

De hecho, el trofeo no fue expuesto por la plantilla blanca a sus aficionados en la plaza de Cibeles. Una vez que fue recogida y retirados los pequeños trozos por miembros del Samur, la Copa se guardó en el autocar y no volvió a mostrarse.

El incidente se produjo en torno a las 4:15, momento en el que conjunto blanco se encontró con su afición para brindarle el decimoctavo título de Copa del Rey conseguido ante el Barcelona. 20 minutos después, Casillas se encargó de coronar a la Diosa Cibeles en el tradicional acto. 

42 atenciones durante las celebraciones

La celebración de la victoria del Real Madrid no ha dejado ningún incidente grave que lamentar en la capital, según ha informado Emergencias Madrid.

No obstante, los sanitarios del Samur-Protección Civil han tenido que realizar 42 atenciones en las inmediaciones de la plaza de Cibeles, donde se concentraron miles de aficionados del conjunto blanco. De esos 42 atendidos, dos han sido trasladados a centros hospitalarios, uno de ellos por precaución al presentar indicios de rotura ósea y otro por un desmayo. Las incidencias, todas leves, han sido las propias de una gran aglomeración, como caídas, desmayos, torceduras de tobillo, etc.

Poco después de la llegada del equipo a la plaza, en torno a las 4.30 de la madrugada, los aficionados han comenzado a volver a sus hogares de forma ordenada.

El Samur había desplegado un dispositivo compuesto por alrededor de 90 personas, sobre todo médicos, enfermeros y voluntarios. Estos contaban con un vehículo de coordinación, nueve ambulancias básicas, otras dos de soporte vital avanzado, dos vehículos de intervención rápida y un puesto médico avanzado.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios